Un llanero en la ciudad

INTRO:

   


 

                              

He salido de mi pueblo buscando  prosperidad

                           

con la bendición del cielo he llegado a la ciudad,

                      

en sombrero y con mi pantalón vaquero   

                              

me siento  como extranjero y no me  puedo adaptar.   


 

                                       

Lo primero que he notado es que aqui no hay capacidad

                         

de admirar un día soleado o las aves escuchar,

                 

todo el mundo vive muy acelerado

                                 

persiguiendo los centavos, esa es la  gran prioridad.


 

        

Y aunque no  falta el trabajo,

      

yo de plano aquí no encajo

                      

de esta vida no me puedo acostumbrar,

                    

pero tengo que aceptar la realidad.   


 

              

Hay un llanero en la  ciudad,

                     

que se muere por estar con su rebaño

                     

en el río despertar con un buen baño   

       

y un cafecit o  tomar.   


 

              

Hay un llanero en la  ciudad,   

                            

que ha cambiado su caballo por un carro  

                          

y que añoro un buen café  en taza de barro  

       

cobijado en su  gabán.   


 

             

Y es muy duro asimilar

                  

que estoy lejos de mi hogar

                 

pero tengo fe  en que voy a regresar    

                             

mientras tanto, hay un llanero en la ciudad.


 

INTERLUDIO:

   


 

        

Y aunque no  falta el trabajo,

      

yo de plano aquí no encajo

                      

de esta vida no me puedo acostumbrar,

                    

pero tengo que aceptar la realidad.   


 

              

Hay un llanero en la  ciudad,

                     

que se muere por estar con su rebaño

                     

en el río despertar con un buen baño   

       

y un cafecit o  tomar.   


 

              

Hay un llanero en la  ciudad,   

                            

que ha cambiado su caballo por un carro  

                          

y que añoro un buen café  en taza de barro  

       

cobijado en su  gabán.   


 

             

Y es muy duro asimilar

                  

que estoy lejos de mi hogar

                 

pero tengo fe  en que voy a regresar    

                             

mientras tanto, hay un llanero en la ciudad,   

                             

mientras tanto, hay un llanero en la ciudad.


 

   


 

Arpa: Saúl Silva

Cuatro: Omar Pérez

Maracas: Saúl Silva

Bajo: Daniel González

Coros: Daniel González

Estudio de grabación: Studio3. Maturin monagas.

Dirección músical: Daniel Gonzalez, Larry Bellorin.


 

VIDEO DE LA CANCIÓN


 



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *