Mi media naranja

INTRO:

   


 

                                              

Desde el preciso momento que en ti posé mi mirada

                                                  

ahí le dije a mi conciencia que eras mi media naranja,

                                          

que eras el alma gemela que siempre, siempre buscaba

                                                    

y el que busca siempre encuentra dice la ley consagrada.


 

                                    

Gracias a Dios que te hallé,      de verdad le doy las gracias  

                                      

primero por ser el bien que me conduce a donde vaya,

                                    

por llevarme de la mano Dios,     por llenarme de esperanza.


 

                                  

  Esa esperanza que tengo que cada ves es más amplia,

                                    

esperando que tu amor mi amor     me pertenezca a sus anchas;

                        

 Se que serás para mí me lo dijo tu mirada,

                                      

tu cuerpo como una reina que esta parranda engalana.


 

                                

Yo me sentiré orgulloso si de mí te enamoraras,

                                    

no te ofrezco las estrellas pero si la luna clara

                                    

que nos alumbra el camino pa' que nada nos pasara,

                                    

que siempre estemos ilesos y puritos como el agua.


 

                                            

Nuestro amor será recíproco, tu y yo contra los que salga.

                                    

Sabes que soy un llanero que le canta a la sabana,

                                         

le cantaré a mi llanura hasta el día en que yo me vaya

                                

Venezuela es un país lleno de bellas muchachas,

                                   

muchachita de mi vida te quiero con toda mi alma.

                                

Yo por ti daría la vida si un día la necesitaras.


 

INTERLUDIO:

   

   

   

   

   


 

                                        

Le pediré al ser supremo que por favor te fijaras

                                         

en este humilde negrito libre de cosas ufanas,

                                    

ese que abrió el corazón para que depositaras

                                               

el más bello sentimiento desde el fondo de tu alma.


 

                       

Solo le debes poner,     un poquito de tus ganas,  

                                 

se que ya tengo vencida la mitad de la batalla

                                 

pero no me es suficiente amor,    la inconformidad me mata,  

                                      

Hasta no verte en mis brazos mi corazon no descansa,

                              

ojalá que no me falle la memoria y la garganta

                                

para seguirte cantando siete dias a la semana,

                                    

pa' que te acuerdes de mi a donde quiera que vayas.


 

                              

Y que el bicho del amor te de tremenda picada,

                                 

que te infecte de cariño y que nunca te sanaras

                               

así me podrás brindar eso que tanto anhelaba

                              

Un amor tierno y bonito las sedes entrelazadas,

                                   

se que me dirás que si porque lo note en tu cara,

                            

eres aquella mujer en la que tanto soñaba

                               

la reina de mi castillo, mi victoria deshelada

                                

yo te daré protección de cosas que te amilanan.


 

                               

Ahora si puedo decir que hallé mi media naranja.


 

   


 



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com

Quizá también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *