La tristeza del corral

INTRO:

   


 

                                            

Encontré triste el corral y le pregunté al tranquero

                                                   

que por qué era la tristeza del corral viejo de ordeño;

                                            

como los palos no hablan, me contestó el mismo dueño

                                              

fue que boté de su oficio a un muchacho becerrero.


 

               

       Al muchacho becerrero,

                                            

el sábado por la noche se fue a parrandear al pueblo

                                      

y el domingo se mamaron casi todos los becerros,

                                    

a las tres de la mañana cuando se paró el quesero,

                                     

cojió el rejo y la totuma y se dirigió al chiquero,

                                    

cantando tumbó las trancas para el hijo de Lucero,

                             

pero estaba con la vaca echao en el paradero.


 

          

          El lunes a mediodía,

                              

embriagado todavía se apareció el becerrero,

                 

          diciendo que era culpable,

                                        

que se enamoró en un baile de la hija de un bodeguero.


 

INTERLUDIO:

   


 

                                         

El potro alazán Cocuizo no relincha en el potrero,

                                         

ni cantan los pajaritos en el copo del uvero,

                                        

no vuelan las golondrinas alegres por el sendero,

                                                

y el servicio en la cocina poco cuela el cafe negro.


 

                 

      Poco cuela el cafe negro,

                                            

los peones en el caney no escuchan los cuentos buenos,

                                                

lo que contaba el muchacho después de hacer los encierros,

                                   

la vacada mañosea porque mira nuevo arriero,

                                     

el toro pita y escarba, amolándose los cuernos,

                                       

bravo con el mayordomo que está en todos los llaneros

                                     

y sufren noches de insomnio cabrillas, luna y lucero.


 

             

          La tristeza del corral

                                   

le dio llanto al caporal y nostalgia al cabrestero,

             

          sentimiento a la sabana

                                    

y silencio a las mañanas, no canta el cucarachero.


 

   


 

VIDEO DE LA CANCIÓN



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com

Quizá también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *