El titirijí

ACLARATORIA:

Para acompañar esta canción con los acordes indicados en ella, se debe afinar el cuatro medio tono por debajo del LA natural. Si el cuatro está afinado por el LA natural, se debe transportar la canción al tono Re sostenido menor(D#m).


 

INTRO:

   


 

                        

De que vale cerradura, de que vale cerradura,

                                  

para aquél    que quiere entrar,          de que te vale pensar

                                   

que mi pena y que la tuya nunca se van a encontrar.  


 

                        

De que vale cerradura, de que vale cerradura,

                                  

para aquél    que quiere entrar,          de que te vale pensar

                                

que mi pena y que la tuya nunca se van a encontrar.


 

                                  

Pues cuando el tiempo dice de ser así,

              

          nos vamos a ir de aquí

                     

por los caminos del viento.  


 

                               

Volando en la lejura como el gallito azul,  

                                 

que así como sabes tu, viaja con la noche oscura.


 

                                               

Hay quien viaja llevándote solo a tí, rumbeando una noche larga

                                      

y escuchando cuando canta tan solo el titirijí.(Bis)


 

INTERLUDIO:

   


 

                              

Cuando me ausento de tí, cuando me ausento de tí,

                            

voy como el ganao viajero,         venteando los correderos,

                                 

volteando con frenesí, a donde quedó el comedero.  


 

                              

Cuando me ausento de tí, cuando me ausento de tí,

                            

voy como el ganao viajero,         venteando los correderos,

                                 

volteando con frenesí, a donde quedó el comedero.


 

                       

  Y cuando el tiempo diga que he de volver,   

                               

va ajustando deseos con las ganas y el querer;

                              

     en cuanto envidio al cielo con su sabana fiel,         

                                 

ella acostada en su lecho y él acostado también.


 

                                  

Quien se acostara en tu lecho y junto a tí,

                                                    

que la noche no acabara oyendo las campanadas del triste titirijí.


 

                                  

Quien se acostara en tu lecho y junto a tí,

                                                    

lidiando la comparada y oyendo las campanadas del triste titirijí.


 

POSTLUDIO:

   


 

VIDEO DE LA CANCIÓN EN VIVO


 

Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com

Quizá también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *