Posts Tagged Cantante

Ricardo Cepeda “el bardo Colosal”

29 May 2010

Ricardo Cepeda

Ricardo Cepeda


…Transcurrieron las más de 14 horas del trabajo de parto. María Olivares pasó la noche del viernes 7 de noviembre de 1952 oyendo, como primeriza, los consejos de la comadrona que la acompañaba en su casa de la calle Santa Elena, en Maracaibo. El esposo, José Ángel Cepeda, aguardaba en la sala el nacimiento de su primogénito: Ricardo José. Al mediodía del sábado, la partera aconsejó llevar a doña María al hospital. A las 2:00 pm ingresó a la Maternidad Castillo Plaza, donde nació a los pocos minutos el folclorista que mañana cumplirá 52 años, de los cuales ha dedicado 35 a la gaita, su pasión.

Para Ricardo, su madre, a quien llama mamacita, simplemente “lo es todo”. Por línea materna heredó el gusto musical, al igual que sus 11 hermanos: Rafael Ángel, Roy, Rixio, Ruth María, Raiza, Ricaurte, Rujaira, Renny, Rosa, Reina y Rina. “Todos cantan y han grabado”, señala la progenitora.

El matrimonio Cepeda Olivares es actualmente uno de los más famosos en el barrio Panamericano (oeste de Maracaibo), a donde llegaron a formar hogar hace cinco décadas. Por las mismas calles que anduvo para hacerle los “mandaos” a mamacita, caminó hacia el Colegio Panamericano y se inició como cantante, a los 12 años, con el conjunto Los Tauros y Los Ciclones. Hoy cuando ven pasar la camioneta Blazer, todos saben que adentro va Ricardo. Muchos lo persiguen hasta la casa de sus padres para invitarlo a cantar, a compartir unos tragos o preguntarle sobre Los Colosales o Los Marabinos, las dos agrupaciones que fundó y dirige. Con la primera, pasea su voz por la gaita. Con la segunda interpreta décimas, valses, bambucos, danzas y contradanzas.

La infancia

“Fue un niño sano, tranquilo, aplicado en sus estudios. Sus notas eran de 18 puntos y cuando sacaba 20 venía contento”, comenta la madre. Con el papá aprendió las pisadas del cuatro y fue él quien le hizo las primeras tamboras. Cuando tenía ocho años se iba los sábados con su abuelo, Rafael Navea, a trabajar en la Plaza Bolívar, donde atendía unas mesas llenas de mercancía.

“La madre era amorosa con él, pero dura a la hora de corregirlo pues no le permitía nada proclive hacia lo malo. Le recriminaba una grosería, era estricta, pero al mismo tiempo le inculcaba valores y principios”, dice el abogado William Briceño, amigo y autor de la biografía de este intérprete afamado.

Ricardo Cepeda

Ricardo Cepeda


Casi siempre los “mandaos” que hacía eran ir a fiar o a comprar la comida en la bodega del señor Ramón. “Ese hombre era un jodedor y cuando despachaba en la tienda decía siempre ‘de huevo y leche’. En una ocasión, al regresar Ricardo de la tiendita le dijo a la señora María ‘mamacita aquí tenéis la carne y los plátanos, de huevo y leche… se podrán imaginar cuánto lo regañaron por repetir, a los seis años, la broma”, evoca Briceño.

“Yo agarraba la lidia con tantos muchachos, no los dejaba jugar en la calle, estaba pendiente de la comida, de la limpieza, de la ropa planchada, del colegio… a veces les pegaba. Su padre a ninguno le pegó”, sostiene doña María.

Los niños se entretenían en casa haciendo volantines y estudiando. El presupuesto familiar era escaso y aún así en Navidad el Niño Jesús nunca dejó de traer los 12 regalos.

En diciembre los zapatos que estrenaban para Nochebuena debían ser cuidados para volverlos a usar el 31. Un 24 de diciembre no alcanzaron los reales para comprar el calzado de Raiza y Ricardo, de ocho años, tomó el dinero que le había dado el abuelo por su trabajo y le dio a la hermana un par de zapatos. “Ese gesto te habla de la estatura humana que ya tenía”, refiere el abogado.

Dos hechos políticos lo marcaron en la niñez. No olvida la caída del dictador venezolano Marcos Pérez Jiménez ni el asesinato del presidente de EE UU, John Fitzgerald Kennedy.

Cuando a Kennedy lo mataron, Ricardo vio que su mamá lloró. Notó que cada vez que encendían el televisor todos hablaban sobre lo ocurrido en Dallas, Texas. El crimen lo lleva aún a no perderse ninguna película o escrito que describa o analice ese hecho.

Surge “El Colosal”

De niño cantaba las gaitas de su maestro de aula en el Colegio Panamericano, Ricardo Aguirre González. Ha impuesto más de 100 temas. Cantó “Amor de madre” con Los Tucusones y con Cardenales del Éxito comenzó a grabar en 1970. “Gaitero toca la gaita/ con su ritmo sin igual/ no la dejéis de tocar/ porque esta gaita es hermosa/gaitero que está sabrosa/ sandunguerita y picante/ y todo aquel que la cante/ le gusta por pegajosa”. Ese es el estribillo del tema de Eurípides Romero, “La pegajosa”, el primero que cantó con ese conjunto.

Ramón Romero, tamborero, recuerda que “El Negrito” (así lo llaman los amigos) llegaba a la casa de Pedro Suárez -director de los pájaros rojos- y se paraba en la baranda para escuchar los ensayos. Corría la temporada gaitera de 1969.

En noviembre de ese año ocurre el accidente vial que segó la vida de El Monumental. La muerte de Aguirre lo sorprende. Tiene 17 años y hoy lamenta que no hayan sido amigos. “Tuvimos contacto como maestro y alumno. Lo admiré, admiro y lo haré siempre”, dice.

Ha habido siempre un tema que ha apasionado a la gente: la semejanza entre Aguirre y Cepeda. Ambos se llaman Ricardo José, son miopes. Aguirre le dio clases y falleció el 8 de noviembre, cuando Cepeda cumplía años. La tesitura de sus voces son muy parecidas. Al hijo de doña María lo han llamado “imitador”. Humberto “Mamaota” Rodríguez, compositor, señala: Cepeda tiene una de las voces más armoniosas de Venezuela.

“En casa lo bautizamos Ricardo Cepeda Aguirre. Mis hijos y mis hermanos lo quieren mucho. Vemos en él una velita encendida que en el recuerdo tenemos siempre a El Monumental. Muchos quisieron ‘quemarlo’ diciendo que era un imitador de mi hermano, pero supo sortear obstáculos y llegar a la cresta de la ola”, manifiesta Renato Aguirre.

“En el nacimiento de mi amistad con él está metida la mano de Dios. Se ausenta definitivamente mi hermano y viene un retoño a nuestras vidas: Ricardo Cepeda, a quien conocí gracias a Douglas Soto (furrero). En Cardenales, tras la muerte de El Monumental, quisimos mantener su recuerdo y quien vino a cultivar ese estilo fue Cepeda, porque en en el timbre y estilo vocal se asemejan mucho”, continúa.

“Aleluya a la gaita quiero/Aleluya a la gaita adoro/por ser el tesoro/del maracaibero”. Ese tema lo escribió Renato para su hermano, pero sucedió el accidente. Fue grabada entonces en 1971 por Cepeda. “Esa gaita fue un eslabón, nos unió como amigos”.

La dupla Aguirre-Cepeda ha impuesto muchos temas. En la voz de El Colosal -como bautizó Octavio Urdaneta a Cepeda- han sonado Bambuco, Celestina Aurora, Pétalos de Aurora y Aquel Zuliano. “El éxito de esa gaita, grabada en 1980, es un jonrón dado por Cepeda que aún no ha caído”, afirma el compositor.

Voz privilegiada

A los 25 años llevó el folclor zuliano por todo el cono sur. Como invitado de la embajada cultural viajó durante más de dos meses por Brasil, Perú, Argentina, Uruguay. “Me emociona el sólo imaginar el impacto que debió causar en aquellos escenarios las interpretaciones de Ricardo. Eran desconocidas para ellos, pero la carga de sentimiento, zulianidad y tradición seguramente hizo de esas presentaciones un regalo musical apreciado por todos”, dice el maestro Rafael Rincón González.

Ricardo Cepeda

Ricardo Cepeda


Mientras duró la gira enviaba postales a su madre. En Uruguay actuó en el Show de Elio Roca, conocido folclorista; y en Perú en el del fallecido Nicomedes Santa Cruz. Hizo dos programas para el Canal 9 de Buenos Aires. El embajador de Venezuela en esa ciudad le hizo una recepción y decretó día de asueto para agradecerle su aporte musical.

“Mi vida es cantar” ha dicho miles de veces y para perfeccionarse contó con un maestro de excepción: el tenor Alfredo Sadel, quien fuera su concuñado. De él aprendió a controlar la respiración y trucos para la vocalización. Cantaron juntos en el Hotel Maruma.

Desde hace dos años los lunes, miércoles y viernes comparte con Moraima Gutiérrez y Orlis Viloria la conducción del programa radial “La gaita antañona”. Los domingos toma los micrófonos en “Zulianizando”. Gutiérrez lo describe como un hombre tenaz y auténtico.

“Tiene una voz privilegiada y como compañero de trabajo debo decir que es muy cumplido, respetuoso y preocupado por transmitirle a la audiencia su conocimiento. Va con todo el mundo, es cordial en el trato, se ha sembrado en el corazón de la gente. Vivió la época de oro de la gaita y yo he aprendido muchísimo de él”, expone.

Quienes trabajan o cantan con él lo ven exigente. Le gusta que la gente cumpla lo que promete. “No es malhumorado”, dice Gutiérrez. “Es muy bromista, pero alza la voz cuando está molesto”, advierte Romero. “Le gusta ser perfeccionista, es perseverante y maneja unos códigos de rectitud bastante fuertes”, apunta Juan Carlos Córdoba, flautista de Los Marabinos.

En esa agrupación valoran de “El Negrito” su honestidad, sencillez y humildad. Saben que se emociona cuando interpreta “Zulianidad”, “Imposible olvidarte”, “Las mirlas” y “Canto a mi Toas”.

Tan enamorado como un “tuqueque” dice la madre que fue en la juventud. Tiene siete hijos y al casarse por segunda vez lo hizo con Marlene Bernal. Los primeros cuatro nietos complementan su felicidad. Vive en la urbanización San Rafael y nadie se pierde al buscar la residencia: se llama “Gaiterísima” y en el porche hay una imagen de la Chinita, de quien es devoto. A Ella regala, anualmente, su voz durante la tradicional bajada y la recibe en la Basílica al finalizar la Procesión de la Aurora.

Disfruta al llevar serenatas a las casas de sus amigos. Viajar con la familia le depara placer, le gusta contar chistes y amanecer ensayando con Los Colosales en la playa de su propiedad, situada en el municipio Santa Rita.

Bailar y tocar chimbángueles a San Benito le fascina, cuenta Marlene Bernal, esposa de Ricardo desde hace 19 años. “Él es muy cariñoso con los hijos. Es perseverante y apasionado. Lo que quiere lo persigue y lo consigue”, afirma.

Donde él se encuentra hay siempre alegría, asegura Ramón Romero. “¡Hay que ver cómo disfruta un diciembre! Se compra todos los cohetes del mundo… parece un muchachito”.

INTÉRPRETE

Popularizó las gaitas: Mi ruego, Ceuta, Mi ranchito, Sabor añejo, Maracaibo inmensa, Te acordáis saladillero, Madre es madre, La ranchería, Alguien canta, Sentir zuliano, La historia de la grey, Quién mató a Lola, Mi hermano, Mi nostalgia, El barrio de mis andanzas, Gaiteros viejos y Mi vida es cantar, entre otras.

CANTÓ en las filas de Armonía Gaitera, Luces del Catatumbo, Cardenales del Éxito y Universidad de la Gaita.

-Fresca está la madrugada/y en la aurora maracucha/una inmensa voz se escucha/ es el bardo que en parranda/cantando sus gaitas anda/deleitando a quien le escucha. Tema: Aquel zuliano. Año 1980

-Ricardo Cepeda gaiteaba a los 12 años con el conjunto Los Tauros, formado por sus hermanos y vecinos del barrio Panamericano.

Tomado del diario Panorama

Perucho Aguirre

29 May 2010

Perucho Aguirre

Perucho Aguirre


Nacido en 1940 en La Asunción, edo. Nueva Esparta, Venezuela, Perucho Aguirre se ha convertido, con el correr de los años, en un faro que alumbra la música margariteña de raíz, con un repertorio lírico que reflexiona a través de la jota, el polo y la malagueña, respecto a las tradiciones avasalladas de su pueblo, sumando así la vocación literaria combativa a una música que ya de por sí, se identifica con el dibujo juglaresco de la sociedad donde se produce.

Perucho estudió y egresó del Instituto Pedagógico de Caracas y, en los años 70, producto de sus cada vez más frecuentes y logrados encuentros artísticos y “parranderos” con paisanos, formó la agrupación Collar de Perlas, proyecto cultural que, desde sus inicios, se erigió en bastión de las luchas visionarias de Perucho por concienciar a través de sus búsquedas literarias, donde denuncia constantemente la descomposición de la Isla de Margarita, gracias a una visión ficticia, uniformadora y voraz del progreso. Iniciativas como la Zona Franca y el Puerto Libre, convierten a Margarita, antigua patria de “vendepescaos”, conuqueros, velorios de cruz y decimistas, en un emporio del consumo vacío, arrasado y desvirtuado, con el trasfondo de la explotación del pescador y el arrase urbanístico expandiéndose sin control ni
criterio. Aguirre ve esto claramente y lo ataca con sus composiciones, las que lo caracterizan, a decir del escritor José Balza, como una “rara avis” entre los compositores de música popular venezolana de la actualidad, gracias a su comprensión y valoración sintética de los fenómenos sociales que acompañan a los musicales. Poeta y escritor, Perucho Aguirre es un ejemplo vivo de artista integral o renacentista. Su vocación musical surge de raíces poderosas: nieto del poeta, cantor y compositor Don Pedro Aguirre Guerra, y discípulo de Lino Gutiérrez, de la maestra y pianista Alicia Caraballo y el guitarrista Licho Natalio Moya, todo ese bagaje hace explotar en él el gusanillo de la música. Aunque no llega “a entrarle” a la teoría musical, se convierte pronto en un extraordinario y creativo autor-intérprete que reivindica, ante el paso del tiempo, lo dejado por cantores de galerones como la inigualable y olvidada Isabel de León.

Entre 1975 y 1980, Perucho Aguirre y Collar de Perlas graban seis álbumes, donde un canto siempre contestatario se apoya en el majestuoso y aguzado folclore oriental, tocado con nervio y la característica aspereza que lo hace violento, melodioso y directo. Injustamente, la trayectoria discográfica del conjunto quedó truncada hace ya veinticinco años, si exceptuamos la iniciativa Margarita, su Música y sus Músicos, que a principios del nuevo milenio lo rescata para las nuevas generaciones.

Tomado de Venezuela Demo

Simón García

28 May 2010

Simón García

Simón García


Nació en Maracaibo el 24 de julio de 1941. Compositor y cantante, ha formado parte de los conjuntos gaiteros: Los Tigres (hasta 1965), Cardenales del Éxito (1966), Guaco (1975), Universidad de la gaita (1980), La Nueva Generación (1981), y reingresó a los Cardenales del Éxito en 1986. Entre sus composiciones más exitosas podemos citar: Mi nostalgia, Mi ruego, Dulce mentira, La moza, La piragua, El gaitón caliente, El negrito, Paroxismo, Gaita siempre será gaita, Guacosonsito, Mi solución, Sancocho hípico, Si tú te vas, Eterno amigo, El vagabundo, Maracaibo te añoro, La negra del tamunangue, La ingrata, Muñeca, A Caracas, La Chinca a la del valle, Toro cimarrón, Adios de un gaitero, Te extraño Maracaibo, Que venga el año nuevo, Añoranza Saladillera y otras. Como solista ha pegado temas como: El borracho, El regreso del borracho y otros. Sus temas han sido grabados por: Ricardo Cepeda, Ricardo Portillo, Argenis Carruyo, Gustavo Aguado, Fernando Rincón, Angel Perozo, Raúl Balzán, Rosa Virginia Chacín, Chichilo Urribarrí, Billo’s Caracas Boys, Maracaibo 15 y otros. Triple coronado en el festival de Compositores Zulianos (1967), Disc-Jockey de Oro, varios Mara de Oro y otros varios reconocimientos ha obtenido por sus logros como gaitero.

Los gaiteros son al Zulia lo que los gladiadores fueron al Imperio Romano, héroes populares, más aplaudidos y admirados que sus gobernantes. El Zulia ha tenido muchos y cada vez surgen más. Hoy los individualizo a todos en uno, en Simón García Luzardo, compositor, cantante, poeta de la estrofa y del estribillo, cuyos versos encienden la pasión regionalista que los zulianos llevamos en el centro mismo de nuestra vocación patriótica.

Su dilatada labor como compositor y solista lo ha llevado a formar parte de los principales conjuntos gaiteros del Zulia, sin lugar a dudas los mejores del mundo, como Los Tigres, Cardenales del Éxito, Guaco, la Universidad de la Gaita, entre muchas otras de relieve e importancia. Sus composiciones han sido grabadas por agrupaciones, solistas y cantantes de merecida fama como José Luis Rodríguez, Ricardo Aguirre, Ricardo Portillo, Betulio Medina, Ricardo Cepeda, Gladys Vera, Argenis Carruyo, entre muchos otros. Se necesitarían varias páginas de este diario para mencionar los éxitos gaiteros y los reconocimientos que Simón ha cosechado en la gaita, centro de la médula de donde se nutre el regionalismo zuliano.

Simón García

Simón García y Cardenales del Éxito


La gaita es el himno, bandera y escudo, (todo a la vez), del sentimiento de nuestra zulianidad. Expresión de humor unas veces, de rabia encendida en otras y con frecuencia de lirismo de la mejor poesía. El compositor gaitero es un poeta del verso y de la música, de la saeta veloz en el piropo a La Chinita, del reclamo a los gobiernos por sus indiferencias y por las injusticias perpetradas contra el patrimonio colectivo. La gaita es la máxima expresión de la oración colectiva, de la esperanza comunitaria, de los anhelos deseados y de la esperanza compartida.

Las injusticias políticas, económicas, sociales o de cualquier otra naturaleza, que afectan a los zulianos, son cobradas al final del año, con sus respectivos intereses moratorios, por los compositores gaiteros y es un hecho público y notorio que el verso o el estribillo de una gaita pueden encender con más rapidez y fuerza el motor de nuestro regionalismo que las frases de un discurso o los párrafos de un ensayo crítico.

Simón lleva en las sístoles y diástoles de su corazón el ritmo del Zulia, las cadencias de sus voces y esa particular manera de elogiar o criticar que tienen los hombres de esta tierra. La gaita es la máxima expresión de la oración popular. Espontánea, libre, auténtica, la gaita recicla las creencias religiosas en nuestra Virgen Chinita. Ante ella se inclinan las esperanzas del pueblo, en súplica de favores y en ofrenda de promesas. Hace casi cuarenta años compuso la gaita: Qué viva el Gobierno, cuyo estribillo dice:

“Qué importa que hoy vivamos
como en el mismísimo infierno
si veis que no progresamos
¿por qué entonces te quejáis
aunque de hambre te muráiz
Gritá que viva el Gobierno”.

El Zulia espera mucho de este admirable compositor porque conociendo su excelente talento sabe que sus mejores obras serán, sin duda, las que le faltan por componer.

Tomado de Sabor Gaitero y de del diario La Verdad

3 y cuatro

27 May 2010

3 y cuatro

3 y cuatro


3 y Cuatro es una agrupación que busca la difusión de la música y tradiciones venezolanas, presentando a través de su canto polifónico una imagen fresca a lo “Criollo”. Comienza con el montaje de aguinaldos y música de corte religioso y se presenta por primera vez en la Universidad del Táchira (UNET), en el Festival Regional de Aguinaldos y Villancicos 1998, donde obtiene el Primer Lugar.

Desde entonces ha emprendido un fuerte trabajo de montaje de diversas obras originales y del repertorio musical venezolano, todas con arreglos musicales propios. Se ha presentado en diversas salas de la región, entre las que destaca: Auditorio del Centro Cívico de San Cristóbal en Agosto de 2001, con el concierto Entre Amigos junto a la agrupación instrumental A Contratiempo, Auditorio Principal de la UNET con el Concierto en Honor a las Madres en Mayo de 2002, Casa de la cultura Don Pepe Melani de la Grita en Noviembre de 2002, Centro Cultural La Potrera del IUTFRONT en Julio de 2003, Homenaje al maestro Alirio Díaz en la Galería Sin Límite Diciembre de 2004, Concierto en el Día del Niño en la Casa Steinvorth Julio de 2005, Cuéntame Cantando Tres y Cuatro en Navidad, Ateneo del Táchira en Diciembre de 2005, Miss Táchira Abril de 2007, III Festival Internacional Voces, Rostros y Estampas de los Andes Octubre 2007, entre muchas otras.

Sofía Zambrano

Sofía Zambrano


Sofía Zambrano

Se inicia desde muy pequeña en la actividad musical, obteniendo meritorios reconocimientos en diversos festivales infantiles y juveniles. Se ha hecho merecedora del primer lugar en el Festival La Voz del Torbes, en el año 2000, en diciembre del mismo año se destaca como solista de la “Misa Criolla” de Ariel Ramírez, bajo la dirección de Mr. Keith T. Sattely junto al coro de concierto de la Randolph High School en New Jersey, Estados Unidos. Ha sido ganadora del festival de la voz UPEL en el núcleo Gervasio Rubio en sus ediciones 2002 y 2004, donde recientemente obtiene la Licenciatura en Educación Musical. En 3 y Cuatro interpreta la Primera Voz.

Bladimir Moreno

Bladimir Moreno


Bladimir Moreno

Se inicia en la música con el estudio de teclado en el Instituto Musical YAMAHA (MUSIYAMA) en Caracas, luego continúa estudios en San Cristóbal, Estado Táchira como parte de la Escuela de Música “Miguel Ángel Espinel”, allí toma clases de Canto Lírico bajo la tutela de la Profesora Janice Williams desde 1999 hasta 2002, para luego continuar estudios en la Escuela Nacional de Música “Juan Manuel Olivares” con la reconocida soprano María Elena Vargas. Desde 1998 hasta 2002 cursando estudios de Ingeniería en Informática forma parte del Coro Universitario UNET. Además ha participado de agrupaciones corales como la Coral de Táchira, Coro de cámara Cántico, Coro de Opera del Teatro Teresa Carreño, entre otras. En 3 y Cuatro interpreta la Tercera Voz.

Alexander Moreno

Alexander Moreno


Alexander Moreno

En Diciembre de 2000 obtiene el reconocimiento al Mejor Director de Coro en el primer Concurso de Aguinaldos, Villancicos y Parrandas organizado por la Dirección de Cultura y Bellas Artes del Estado Táchira. Realizó estudios en la Escuela de “Música Miguel Ángel Espinel” en San Cristóbal, Estado Táchira. Además ha realizado cursos de Autografía Musical con el Guitarrista Gilberto Ospino y de Dirección Coral con el maestro Carlos Sala. Durante sus estudios de Ingeniería Electrónica fue integrante del Coro Universitario UNET bajo la tutela del reconocido maestro Rubén Rivas. Luego forma parte de importantes agrupaciones corales como la Coral del Táchira, Coro de Cámara Cántico y Coro de Opera del Teatro Teresa Carreño. En 2003 obtiene el primer lugar en la Voz UNET y fue participante finalista en el Festival Nacional de la Voz Universitaria. En 3 y Cuatro es Arreglista, Cuatrista y Segunda Voz.

Información provista por 3 y Cuatro

Disfrutemos de la música de este talentoso grupo con la canción “Aquí se come” (sabrosa de verdad):

Ricardo Aguirre Gonzalez “El monumental”

21 May 2010

Ricardo Aguirre Gonzalez

Ricardo Aguirre Gonzalez


Ricardo José Aguirre González, nació en Maracaibo el 9 de mayo de 1939 y murió en esa misma ciudad el 8 de noviembre de 1969. Maestro de educación primaria (Escuela Normal Nacional Gervasio Rubio, Rubio, Táchira 1959), locutor (1962) y músico (cantante, cuatrista, compositor, director y arreglista). Estuvo plenamente consustanciado con el pueblo zuliano y cantó a Maracaibo, a su gente y a sus angustias vivenciales, expresadas en la protesta, con una voz inconfundible y única, que le valió el justo apelativo de El Monumental de la Gaita, bautizado así por el destacado crítico gaitero Dr. Octavio Urdaneta.

Graduado de maestro a los 19 años, se inició en Bachaquero durante dos años en la escuela Rafael Urdaneta, para regresar a Maracaibo e incorporarse a la Escuela Monseñor Francisco A. Granadillo de Monteclaro, donde escribió la música del Himno de la escuela Granadillo con letra de Jorge Samper, y al mismo tiempo se desempeñaba como locutor de La Voz de la Fe. En el ambiente gaitero empezó por ser director de Los Sabrosos, con los cuales no actuó o lo hizo en forma muy ocasional, y con Santa Canoíta. En 1962 ingresó a Cardenales junto con sus hermanos Rixio, Renato y Alves, poco después de la división del conjunto, donde propuso que le añadiera un complemento al nombre y así surgió Cardenales del Éxito. Grabó las primeras gaitas en 1963: Golpe Tradicional de Rixio Aguirre, Gaita, Gaita de Pedro Colina y Gaitas Tradicionales de Luis Ferrer y Rixio Aguirre. Empezó así su largo camino de éxitos con, entre otros: La Parrandera, La Bullanguera, Vieja y Famosa, Madre, los Piropos, Mi Danza, La Gaita del 65, Reina Morena, Mi Chinata, Imploración y La Boda del Cachicamo.

En 1967, por diferencia entre los integrantes de Cardenales del Éxito, se fue al conjunto Saladillo y con ellos grabó: El Indolente, Ronda Antañona, La Cantarina, La Flor de la Habana (1y2), Dos Madres Antañonas, y La Grey Zuliana (1968). En esta última, según Arnoldo Hernández Oquendo, la música y el introito de la gaita pertenecen a Ricardo Aguirre, pero el estribillo a Marcial Valbuena, y además se le introdujo por primera vez un bajo eléctrico en un conjunto profesional. Esta gaita ha sido bautizada como el Himno de la Gaita Zuliana por su gran proyección. En 1969 fue nombrado supervisor regional de educación para los distritos Mara y Páez. Regresó a Cardenales del Éxito donde grabó El Decreto Papal, La Vivarachera y Maracaibo Marginada. También fue intérprete de: Poema Gaitero, Gaitoneando, Soberbia Gaitera, La Pica Pica, Gloria de un Parrandón y Remembranzas 2.

Ricardo Aguirre Gonzalez

Ricardo Aguirre Gonzalez


Entre sus composiciones destacan: La Grey Zuliana, La Pica Pica, Gloria de un Parrandón, Poema Gaitero, El Billeterito, Maracaibo Marginada, Remembranzas 2, Dos Madres Antañonas (con Jairo Gil), entre otras. Auténtico patrimonio del Zulia, que creció con los años, su memoria siempre presente en su potente voz, a través de los discos así como en la tradición gaitera del País que cada vez lo añora más y en su familia que ha conservado su canto puro a través de la Dinastía Aguirre. El 4 de noviembre de 1983 el entonces Gobernador del Estado Zulia, Humberto Fernández Auvert, promulgó un decreto donde declaraba oficialmente el 8 de noviembre como Día del Gaitero en recuerdo del día siempre lamentable cuando murió esta ilustre figura de la música regional.

Escuchemos la inconfundible voz de “El monumental” con “gaita, gaita”:

Raiza Portillo

20 May 2010

Raiza Portillo

Raiza Portillo


Raiza Josefina Portillo Árraga, llamada “Raiza de Venezuela” nació en Maracaibo el 10 de diciembre de 1947, de la unión de José Trinidad Portillo e Hilda Árraga de Portillo.

Licenciada en Educación, mención Ciencias Sociales, egresada de la Universidad del Zulia en 1968, cantante y docente. Por casualidad se presentó al casting del conjunto Santanita, interpretando el tema “La bella del tamunangue” para tal prueba. Lo demás es historia: Raiza Portillo se quedó en Santanita, y en 1970 llega a Rincón Morales, de donde pasó a formar parte de Saladillo de RQ, en 1973.

Además de “La bella del tamunangue”, la potente voz de Raiza Portillo se escucha en “El gavilán”, “Las campanas de San Juan”, “¿Por qué será?”, “Alegría navideña”, “Mi soberana”, “La rúa”, “¿Qué dirán?”, “Navidad con Raiza”, “El botecito”, “El mulato Nicolás”, y “Adorada Maracaibo”

Tras su estancia en estas tres agrupaciones gaiteras, Raiza Portillo se dedicó brevemente a explorar otros géneros de la música criolla. Reina de la Gaita, reconocida por su prodigiosa voz en casi todos los festivales de la región, desde 1976 está enteramente avocada a la docencia.

Raiza Portillo muere el 4 de noviembre del 2007

Escuchemos la canción con la que siempre recordaremos a Raiza: La bella del tamunangue

Conny Mendez

19 May 2010

Conny Mendez

Conny Mendez


Compositora, cantante, ensayista, caricaturista y actriz, conocida popularmente como Conny Méndez. Fueron sus padres el poeta Eugenio Méndez y Mendoza y Lastenia Guzmán. La primaria y la secundaria la realizó entre Caracas y Nueva York. En esta última ciudad cursó estudios de artes plásticas en el Art Student’s y luego de música en el New School of Music. Durante la década de 1920, de regreso en Caracas, colabora como columnista y caricaturista en diferentes revistas y diarios, entre ellos El Nuevo Diario, Élite y Nosotras. Dichas caricaturistas las reunió en su obra Bisturí: álbum de caricaturistas (1931). En 1946 fundó el movimiento de Metafísica Cristiana en Venezuela difusor de las enseñanzas del conde Saint-Germain, figura mítica del ocultismo europeo. Durante los primeros años de la década de los 50’s, trabajó como actriz en la obra Camas separadas de Terence Rattingam, dirigida por Horacio Peterson en el Caracas Theater Club.

En 1955, publicó su obra autobiográfica titulada Memorias de una loca y en 1967 su libro satírico-costumbrista Del guayuco al quepis. No obstante, fue en el campo de la composición e interpretación musical donde realizó su labor más fructífera. Su obra musical de carácter folklórico y popular abarcó más de 40 composiciones, incluyendo un oratorio de inspiración sacra. Entre sus obras más populares se encuentran. Venezuela habla cantando, La negrita Marisol y Chucho y Ceferina. Los últimos años de su vida los dedicó exclusivamente al estudio de la metafísica cristiana. A partir de 1977 publicó una serie de trabajos en torno a este trascendental tema, entre ellas: Metafísica al alcance de todos (1977) y Misterios develados (1979). En 1989 Rubén Cedeño publicó un libro acerca de la vida de Conny Méndez, titulado Conny Méndez y mis memorias metafísicas.

Desde muy joven se dedica…casi a todo! Y más o menos, por orden cronológico, fue así:

Caricaturista y Cronista

En este campo hizo muchas cosas, entre las cuales se destacaron las sabrosas caricaturas de las más conocidas damas caraqueñas de la época, y que fueron publicadas en la portada de la revista “Nosotras”, así como en la sección llena de pimienta que publicaba bajo el nombre de “Aquí entre nos”.

Autora y Compositora

Conny Mendez

Conny Mendez


Su primera composición se titula “La Niña Luna” y fue hecha a manera de ensayo para ver “si le salía”. Le salió. A ésta le siguió “Soñé”. Gran sorpresa para Conny cuando la afamada soprano venezolana Isabel Pérez Dupuy estrenó estas canciones en Estados Unidos, allá por el año 35. Luego vinieron muchísimas otras, algunas de enorme difusión, conocidas por Venezuela entera: “La Negrita Marisol”, “Yo soy Venezolana”, “Venezuela habla cantando” y “Chucho y Ceferina”, por no citar sino cuatro, que son prueba irrefutable de lo antes dicho. “Chucho y Ceferina” es considerada por muchos, como ejemplo de música folklórica.

Pintora

Comenzó en este campo haciendo paisajes y retratos.Durante 10 años gozó “un puyero” con sus paletas, pinceles y demás yerbas, llegando a terminar un sinnúmero de obras cuyo paradero se desconoce en su gran mayoría, dado que muchas de éstas se las llevaban “prestadas”, y la gente, lamentablemente, tiene tan mala memoria…

Escritora

En esta faceta, Conny se proyectó principalmente a través de su libro “Memorias de una Loca”, publicado en 1956 y que resultó, todo un “Bestseller”. Según Conny, es una recopilación de todo lo más divertido que le ocurrió hasta entonces. Una historia cómico-satírica de Venezuela fue la realizada en su libro “·Del Guayuco al Quepi”, netamente escrita en criollo.

La Metafísica

Por una de esas cosas extrañas de la vida, encontrándose a bordo de un tanquero que la traía con su hijo Donald desde los Estados Unidos, durante la Segunda Guerra Mundial, conoció a la viuda de Henry Pittier. Esta dama, sin proponérselo, inició a Conny en el mundo de la Metafísica. El viaje resultó toda una odisea y por supuesto, en muchos momentos hizo falta mucha fe en Dios para sobrellevar el peso del tremendo peligro que les acechaba. En esos momentos, como es normal, Conny y la señora Pittier hablaron mucho de Filosofía y de Metafísica. Al arribar a Venezuela (“milagrosamente” como dice Conny), se lanzó de lleno a la búsqueda de cualquier material literario que existiere sobre esta materia.

Leyó todo lo que cayó en sus manos y un día, profundamente conocedora de esta filosofía, fundó la Hermandad de Saint Germain, la cual se extendió primero, por toda Venezuela, y luego por toda Latinoamérica. Y en este campo fue muy activa, viajando, dictando conferencias y comunicándose con los miles de amigos que tenía en todas partes.
Tomado de Venezuela Tuya y de Metafísica.com

Escuchemos un precioso tema en la voz de Conny Mendez: (Yo soy Venezolana)

Don Rafael Pio Alvarado

19 May 2010

Don Rafael Pio Alvarado

Don Rafael Pio Alvarado


Músico y compositor popular, nació en Curarigua de Leal, Parroquia Antonio Díaz de Municipio Autónomo Torres del Estado Lara, el 4 de Marzo de 1895. Fue hijo de Gualdo Suárez y Maria Trinidad Alvarado.

Desde muy joven se inició en el arte de cultivar una de las tradiciones más ricas del Folklore Venezolano: El Golpe y el Tamunangue, o Sones de negros, como también se le denomina. Fue autor y compilador de décimas, tonos y aguinaldos, además de exponente de una variedad del Golpe Tocuyano, que más adelante tomará el nombre de “Golpe curarigueño”, debido a las diferencias rítmicas existente en el tono y ejecución de los instrumentos que lo diferencian notablemente del “Golpe Tocuyano.”

Combina su labor cultural con su ejercicio de funcionario público como correo de a pie de Curarigua a Carora. A los veinte años de edad formó parte de la Policía de Curarigua y en el año de 1945 ingresa a la Policía de Barquisimeto, situación que le permmitió organizar con Nicolás Pichardo y Félix Campos un conjunto musical folclórico en la capital larense, dando a conocer sus primeras creaciones musicales: El sapo, La Chuchurucha, La Niña Heriberta, El Caimán y El Barbero. Se trata de temas, en su mayoría compuestos por él, pero provenientes del genero popular, por lo que se dice, que antes de aprender a tocar el cuatro, siendo muy niño ya componía décimas y canciones.

En el año de 1965 grabó su primer disco, un 45 RPM, para un homenaje al maestro Alirio Díaz. De este trabajo se destacan dos importantes temas musicales, El Sapo y El Gavilán Trabalenguas, dos fábulas musicales ricas en genio, humor, alegría y sátira, elementos estos que acompañaron la fecunda obra musical del Viejo Roble de Curarigua como también es conocido. Posteriormente en un trabajo realizado por el sello disquero local PIORA recoge 16 temas más de su producción en un disco de larga duración (LP).

Don Rafael Pio Alvarado

Don Rafael Pio Alvarado


Don Pío Alvarado fue catalogado por Mario Álvarez como el más grande golpero de todos los tiempos en el quehacer musical larense. Entre otras de sus composiciones populares cabe destacar: Esta Mañana la vi, Lucerito, Las Décimas de las Viejas, Las décimas del Borracho, Las Décimas del Chimó y Romelia, entre otras. De acuerdo a expertos en materia musical, este juglar del canto popular “era un cantor fino con una curiosa y potente voz de contra tenor” que de acuerdo a la afirmación de Juan Martínez Herrera, parecía uno de esos rapsodas de la época Medieval.

Ese era Don Pío Alvarado creador del conjunto de “Golperos Don Pío Alvarado”, quien hizo del trabalenguas y el golpe curarigueño una forma de cantarle a las cosas cotidianas de la vida. Muere en Barquisimeto el 24 de Agosto de 1983.

Información tomada de la página web de la Familia Melendez

Escuchemos un sobroso tema:

Yva Las Vegas

15 May 2010

Yvas Las Vegas

Yva Las Vegas


YVA LAS VEGAS Y SU JOROPO PUNK ROCKER

Por Reinaldo Mirabal

Joropo Punk Rocker
Cuenta la leyenda, que en 1994, faltando poco para el cumpleaños de Krist Novolesic, el ex-bajista/guitarrista de Nirvana , su entonces esposa paseaba en carro por las calles de Seattle con sus amigos, y la vió cantando en un mercado, con su Cuatro. Se detuvo, se acercó a ella y despues de oirla, le preguntó si podía tocar en la fiesta de su esposo como regalo de cumpleaños. Ella aceptó, y no solo le cantó el cumpleaños feliz a Krist, sino que se quedó en la fiesta cantando y tocando Folklore venezolano. Krist impresionado, le propuso producirle un album y mientras trabajaban en algunas canciones, decidieron formar una banda con ella en el Bajo y él en la Guitarra de 12 cuerdas. La bautizaron Sweet 75.

Tocaron durante dos años en la prolífica escena musical de Seattle y otras ciudades del norte de USA. La fusión de Punk Rock feroz, honesto y visceral, con el cautivador sonido de canción de ordeño, el polo margariteño y el canto de pilón, fue una ráfaga de brisa refrescante en el oido de muchos seguidores de los ex-integrantes de Nirvana, en un momento en el que, hasta el gato quería tocar Grunge y todos sonaban igual. Como es de esperar, no a todo el mundo le gustó la fusión (muchos ni idea tenían de donde venía el sonido quasi-folk de algunas canciones) y las comparaciones odiosas con la exitosa carrera más tradicionalmente rocanrolera del otro sobreviviente de Nirvana, Dave Grohl, no se hicieron esperar.

Despues del periodo de conciertos y de darse a conocer, decidieron grabar un primer album y para la tarea se hicieron acompañar por Bill Rieflin de Ministry en la batería, Peter Buck de R.E.M., Anisa Romero de Sky Cries Mary y Herb Alpert. Para ese momento, mucho del furor que los recibió inicialmente ya se había disipado y el album no se vendió bien ni tuvo ningún hit. El tiempo lo convertiría en un album de culto del Post-Rock americano, relativamente difícil de conseguir, sobretodo despues de que ambos decidieran disolver al grupo, alegando viejas diferencias creativas.

Yvas Las Vegas

Yva Las Vegas


Tiempo despues volvería a las calles y a pequeños locales, a fascinar a los moradores de Seattle con su voz de trueno y su amor eterno por la musica venezolana tocada al cuatro. Actualmente milita en el colectivo de World Beat Children of The Revolution y en la agrupación Hardcore Exorcismo. Aparte de los imposibles-de-conseguir Live in The Showbox y Im a Folk Singer, su producción discográfica ha consistido en albumes producidos como CDs quemados en casa, empaquetados en bolsas de papel y distribuidos en sus toques, al mas puro estilo DIY de las autenticas bandas Punk, practicado en sus inicios por los legendarios Sentimiento Muerto, cuando el cassette reinaba sobre la Tierra. ¿Qué como se llama ella? Si.. se me olvidaba. Yva. La impresionante Punk Rocker de origen venezolano Yva Las Vegas.

Tomado de el blog Escena Viva

Escuchen esta estupenda canción interpretada por Yva.
Crack Hore

Tambien un video que muestran las multiples facetas de esta interesante mujer venezolana

Magdalena Sanchez

13 May 2010

Magdalena Sanchez

Magdalena Sanchez

María Magdalena Sánchez, vio la luz por primera vez en Puerto Cabello, el nueve de abril de 1915. En una entrevista concedida hace algunos años recordaba que la radio de su hogar la llevó a descubrir el don que habría de granjearle el reconocimiento internacional. Su madre y hermanos -nunca conoció a su padre- fueron factor fundamental de apoyo para que siguiera su vocación. Durante su infancia en el litoral carabobeño participó en todos los llamados “actos culturales” de su escuela, experiencias que le ayudaron a desarrollar la expresión corporal que aderezaría sus interpretaciones.

En su temprana juventud participó en programas radiales de aficionados, y luego se integró al conjunto Cantaclaro, con el que se destacó principalmente en presentaciones privadas. Luego acompañaría a los hermanos Fernández, Vicente Flores y sus llaneros y el dúo Espin Guanipa. El repertorio que interpretaba en esa época consistía en tangos y boleros, los géneros musicales más en boga en los primeros años de la década del treinta.

En 1936, con veintiún años de edad, significó el verdadero inicio de la carrera profesional de la cantante, como voz en la programación de la emisora Ondas Populares. Cuatro años después se trasladó a Caracas, para trabajar en la Broadcasting Caracas, estación que luego pasaría a convertirse en Radio Caracas Radio. El conductor del espacio en el que cantaba era el reconocido Edgar Anzola.

Paulatinamente su nombre se fue haciendo popular dentro del mundo musical. En 1948 contrajo matrimonio con el hombre que estaría a su lado hasta que la muerte lo obligó a abandonarla. Alrededor de esa fecha también abandona los géneros del tango y el bolero y se adentra de lleno en la música venezolana.

Al aparecer la televisión en Venezuela, Magdalena es una de las primeras figuras en engalanar la pantalla chica con su presencia y estilo, en el programa Canciones de mi Tierra.. En 1951, los temas Maria Laya y Los Caujaritos con Juan Vicente Torrealba la proyectan de manera total al éxito y a la fama. Otros temas tendrían la misma respuesta por parte del público tales como: Barlovento, San Juan To´lo Tiene de Eduardo Serrano, Por el Camino de José Reyna, Canchunchu Dichoso de Luís Mariano Rivera.

Su Legado

Magdalena Sanchez

Magdalena Sanchez

La cantante siempre será reconocida como la iniciadora de la difusión de los Compositores populares Caraqueños y de otras regiones del país. Ha sido también designada y reconocida como la pionera del Canto Popular Venezolano.

Es también la primera artista en utilizar la vestimenta llanera en escena, motivando con ello la práctica del uso de este traje en los conjuntos criollos. Ha sido reconocida su labor con casi la totalidad de los premios que se otorgan en el país, Homenajes del pueblo, las Instituciones públicas y privadas, entes culturales, Gobernaciones, Alcaldías, Universidades, y el todo gremio artístico Venezolano.

Magdalena Sánchez siempre vivió en función de la música criolla, sonriéndole a la vida en todo su esplendor, incluso luego de perder su salud y su vivienda luego de la tragedia de Vargas, pues vivía en Los Corales cuando el vendaval se llevó su casa. Hasta sus últimos días tuvo una sonrisa en los labios. La música nacional está de luto, y expresa su pesar ante la pérdida de una de sus glorias.

En el olvido en el que se suele sumergir a las personas que logran llegar a la tercera edad en el país transcurrieron los últimos días de esta cantante, agobiada por la enfermedad que la acorralaba y subsistiendo con una insuficiente pensión que recibía de parte de la organización “Fundación Glorias del Folklore”, además de un dinero de manutención de sobreviviente que le legó su esposo.

Magdalena Sanchez murió el 18 de agosto del 2007.

Tomado de la revista Dime donde

Escuchemos la voz de esta hermosa e importante cantante Venezolana:

« Previous PageNext Page »