Compositor

Otilio Galíndez

22 March 2010

Otilio Galíndez

Otilio Galíndez


Otilio Galindez nació en Yaritagua, Yaracuy el 13 de Diciembre de 1935. Desde pequeño demostró inclinaciones musicales apoyado por su madre en el canto y la poesía. En 1957 fue transferido a Caracas y trabajó en la Universidad Central de Venezuela formando parte del coro de esa casa de estudios.

Sus mentores incluyen personas como Antonio Estévez, Inocente Carreño y Modesta Bor, esta experiencia motivó su creación musical. Rapidamente destacó como un compositor de una musa muy fina.

En las composiciones de Otilio Galindez predominan las canciones navideñas, su primera composición fue la Restinga una canción folclórica navideña. Tambien ha compuesto valses, serenatas, bambucos y joropos, entre ellos encontramos: Pueblos Tristes, Flor de Mayo, Mi tripón y muchas otras.

Sus composiciones han sido ejecutadas y cantadas por los cantores populares venezolanos más conocidos y por otras reconocidas figuras de Latino America tales como Silvio Rodriguez, Pablo Milanes y Mercedes Sosa.

Otilio Galindez reside en Maracay desde 1974.

folkloreando.com

Nace el 13 de diciembre de 1935, en Yaritagua, Estado Yaracuy, Venezuela. Su obra es considerada una pieza trascendental dentro de la música popular venezolana, no sólo por la sencilla poética utilizada para describir la cotidianidad que para muchos pasa desapercibida, sino también porque “a través de sus composiciones se conoce, en forma musical, la geografía nacional’ (1)

Otilio Galíndez

Otilio Galíndez

En sus primeros años de edad, llega a la capital donde se desempeña como limpiabotas y vendedor de billetes de lotería. Conforme iba creciendo, recibía ánimo de sus padres para que se dedicara a lamúsica, su verdadera pasión. Transcurridos sus años de adolescencia le corresponde cumplir con el Servicio Militar, durante el cual compone sus primeras obras, que luego descarta, por considerar que no tenían fuerza poética ni melódica. En 1957 ingresa como empleado de la Universidad Central de Venezuela, cargo que se convertiría en el trampolín con el cual llegar hasta el Orfeón Universitario, donde realiza sus verdaderas primeras composiciones.

Su genio le ha permitido expresar su obra en diversos géneros musicales como el vals, la canción de cuna, danza, tonadas, merengue, joropo, danzón, aguinaldos y parrandas, entre los cuales se destaca una fuerte inclinación por la Navidad, quizás por ser el mes de su nacimiento. Entre las figuras que han interpretado sus obras hay que destacar a Simón Díaz, Lilia Vera, Soledad Bravo, Morella Muñoz, Jesús Sevillano, El Cuarteto, Ensamble Gurrufío, Mercedes Sosa, Pablo Milanés, Esperanza Márquez, Cecilia Todd, Ilan Chester, así como todas las corales del país. Algunas de sus obras: Flor de mayo, Candelaria, Mi bella dama, Caramba, Son chispitas, Ahora, La Restinga, Mariana, Es la primavera, Esos ojitos, Suelo buscarte, Un niño catire, De Belén campanas, El poncho andino, Rizos de ondas, Ese mar.

Pablo Canela

19 March 2010

Pablo Canela

Pablo Canela

Los apelativos de “El Rey del Cuatro” o “El Virtuoso del Violín” con los que se le bautizó no podían ser más ajustados a la realidad: estos dos instrumentos marcarían su vida personal y su carrera como artista.

Nacido en el barrio Los Dos Caminos de El Tocuyo, Estado Lara, el maestro Pablo Canela mostró, desde muy temprana edad, una especial inclinación musical, que fue alentada por el profesor José Angel Rodríguez López, director de la orquesta Euterpe, de la cual Canela llegaría a ser integrante.

Según indican las reseñas de su vida, su primer violín fue de cardón, a partir de cuya creación exclamó: “¡soy más ebanista que músico! “.

En 1955, a la edad de 41 años, viajó a Barquisimeto, donde fundó el Club Comercio, primera escuela de cuatro de la ciudad, en la cual impartiría clases de este instrumento. Sin embargo, su condición de artesano le llevó a dedicarse a la fabricación de cuatros, hasta convertirse en un experto en instrumentos musicales de cuerda. Tan reconocida fue su carrera en este sentido que figuras de la talla de Aldemaro Romero y Freddy Reina encontrarían en Pablo Canela un asesor permanente en cincos, arpas, violines y cuatros.

Justamente, la confianza que sentía con estos dos últimos instrumentos estimuló sus dotes como compositor, llegando a crear obras que forman parte del acervo cultural larense y nacional. De su pluma son bien recordadas Hilda, Dulce melodía, Mima, Ramoncito en Cimarrona, El burro de la manea y El gavilán tocuyano, quizá su obra más reconocida.

De la mano del Conjunto de los Hermanos Báez -que integraban cuatro de sus hijos en la ejecución del arpa, el cuatro, las maracas y el bajo- grabó varias producciones de 45 rpm y otros tantos LP que le hicieron merecedor de importantes reconocimientos nacionales y extranjeros. Por citar sólo algunos se puede hablar de los premios “Coral Juvenil Doralisa de Medina”, “Ampies de Oro de Venezuela”, “La Estrella de Venezuela” y “Pentagrama de Oro Musical”.

Pablo Canela murió en Barquisimeto, el 25 de agosto de 1981. En algún momento de su vida llegó a expresar de sí mismo “…creo haber cumplido con mi Estado y mi pueblo. Me considero un buen ciudadano; he dado trece hijos a mi patria; cuarenta años de unión con una mujer maravillosa: Carmen Luisa, la compañera de toda la vida y muchos años compartiendo la enseñanza musical”.

Para dar continuidad a la tradición, en 1996, uno de sus hijos, Emil, crea la Fundación Pablo Canela, con el mismo sello de distinción que le imprimió su padre a todo cuanto hacía. Esta Fundación sirvió de complemento a las actividades desarrolladas por la Academia Musical del mismo nombre y la empresa Instrumentos Musicales Pablo Canela, que es administrada en la actualidad por sus hijos.

El gavilán tocuyano

Es posible que muchos se pregunten cuál es la fuente de inspiración que tienen los autores para crear una obra. Pues bien, la respuesta pudiera estar en los hechos sencillos y cotidianos que despiertan la atención y, por ende, la vena artística de aquellos que logran hacer un verso de las más rutinarias situaciones de la vida. A continuación se exponen las razones que llevaron a este creador a componer su más famosa obra: el gavilán tocuyano.

“Un día, cualquiera asoleado en tierras del Tocuyo, Pablo Canela se encontraba en el patio de su casa, contemplando el horizonte con los cardones y cujíes de esa tierra árida, cuando, sin buscar inspiración y por casualidad, observó en el aire un gavilán que volaba. A la vez, pudo apreciar una gallina impaciente y casi desesperada tratando de reunir a sus polluelos para protegerlos de la agresión del gavilán. El hecho llamó tanto la atención del maestro que no perdió detalle alguno de la situación.

Después de cierto tiempo, estando en el mismo sitio, escuchó el gavilán que piaba simulando el llamado de la gallina a sus pollitos, y pudo apreciar como éste, al ver el descuido de uno de los pollos, se lanzó en voraz ataque, atrapándolo y llevándolo en sus garras… Simplemente se podía escuchar el piar del pollito cada vez más distante”.

Tomado de la biblioteca familiar de Pablo Canela

Escuchemos El Regional, interpretado por Pablo Canela:

Simón Díaz

9 March 2010

Simón Díaz

Simón Díaz


Simón Díaz (1928- ). Es el más célebre músico, compositor e intérprete del género popular venezolano y su obra es considerada como uno de los legados más importantes tanto para la música popular venezolana como para el repertorio musical del resto del continente. Conocido mayormente por el rescate de la Tonada Llanera, Simón Díaz, convencido de que la tonada del llano venezolano es un aire musical de características únicas, se dedicó enteramente a difundirla, estudiarla y componerla hasta constituirla en un auténtico género musical en el que han conseguido expresarse grandes artistas como Mercedes Sosa (Argentina), Caetano Veloso, Ivan Lins y Joyce (Brasil), Joan Manuel Serrat (España), Danny Rivera, Ednita Nazario, Cheo Feliciano y Gilberto Santa Rosa (Puerto Rico), Franco De Vita (Venezuela), entre otros. Así mismo, destacados directores y compositores de la música académica han llevado las tonadas de Simón Díaz al lenguaje de la orquesta sinfónica y arreglos corales, sellando de esta manera el carácter universal de este género musical.

Pero los músicos no han sido los únicos atraídos por las tonadas de Simón Díaz, también lo han sido artistas de otras disciplinas como es el caso de la reconocida coreógrafa alemana Pina Bausch, quien incluyó algunas de estas tonadas de Simón Díaz para musicalizar su obra “Nur Du”. Por otra parte, el reconocido director de cine Pedro Almodovar también incluyó en la banda sonora de su película “La Flor de mi Secreto”, una tonada de Simón Díaz que lleva por nombre “Tonada de Luna Llena”, en versión de Caetano Veloso.

Su pasión por el canto y la actuación lo lleva al teatro, el cine y la televisión, proyectándose en los años 60 como uno de las más grandes humoristas de Venezuela y símbolo de las más genuinas expresiones del folklore y la cultura popular.

Simón Díaz
Del trabajo realizado en su país: Hasta el momento ha sido actor principal de 3 obras de teatro y 5 largometrajes, ha producido y conducido 12 diferentes programas de TV de altísima sintonía, todos diseñados para promover la música venezolana, y uno de ellos, lo dedicó a la enseñanza de la cultura popular sólo para niños, éste programa estuvo 10 años en el aire, y de esta experiencia Simón Díaz pasó a llamarse “Tío Simón”, nombre con el que se le conoce cariñosamente. Mantuvo la conducción de un programa diario para la radio por espacio de 25 años, también dedicado al folklore y la música venezolana; en su record discográfico cuenta con más de 70 producciones musicales. Son innumerables las actuaciones artísticas que ha realizado a lo largo de su carrera, y en la que ha compartido el escenario con artistas como Mario Moreno “Cantinflas”, Plácido Domingo, Lucho Gatica, Marco Antonio Muñíz, Joan Manuel Serrat, Mercedes Sosa, Atahualpa Yupanqui, entre otros. De esta fructífera carrera, celebró en el año 1998, “Los 50 años de Vida Artística”.

Ha recibido los premios más importantes que otorga su país en materia musical. Fue distinguido con la más alta condecoración que otorga el estado venezolano, como lo es la “Orden del Libertador en su Orden de Gran Cordón”, constituyéndose en el único artista nacional al que se le haya impuesto dicha distinción. Ha representado a su país en Francia, Inglaterra, España, Polonia, Hungría, Irak, Estados Unidos, México, Panamá, Puerto Rico, Ecuador, Chile, Brasil, Cuba y Colombia.

Conocido internacionalmente por ser el autor de “Caballo Viejo” (también llamada Bamboleo), las composiciones de Simón Díaz, al margen de la tonada, han sido interpretadas por artistas como Plácido Domingo, Ray Conniff, Julio Iglesias, Celia Cruz, Rubén Blades, Gilberto Santarrosa, Gipsy Kings, Tania Libertad, María Dolores Pradera, Armando Manzanero, Barbarito Diez, Ry Cooder, Martirio y Oscar de León.
De este modo, Simón Díaz, además de ser el personaje icono de la venezolanidad, es también uno de los compositores populares más valiosos y universales de América Latina, convirtiéndose así en una referencia obligada y pieza indiscutible de la historia de la música popular, tanto en Venezuela como en el resto del mundo.
La prestigiosa cadena de televisión A&E Mundo ha producido un documental en su espacio “Biography” dedicado a la vida de Simón Díaz que se estrenó en el mes de septiembre de 2004.

Tomado de:La página web de Simón Díaz

Simón Díaz
Fue un 8 de agosto de 1928 cuando el “Tío Simón” vino al mundo. El escenario: Barbacoas, un pueblito al sur del Estado Aragua. Los artífices: Doña María y el maestro Juan.

Desde el momento en que su padre falleció, el “Tío Simón”, como se conoce a este cantautor debido al programa “Contesta por Tío Simón” que se transmitió por más de 10 años en la televisión venezolana, asumió la batuta de la familia trabajando junto a su mamá y sus siete hermanos.

Decidió erradicarse en San Juan de Los Morros, localidad a la que llamó “su terruño” y allí descubrió cómo el corazón le comenzaba a palpitar por la emoción de sentir a la música correr por sus venas.

Fue becerrero, muchacho de mandado de casa de familia, repartidor de una bodega, vendedor de chucherías, y poco a poco fue demostrando su inclinación por la música al ser atrilero y acomodador de micrófonos y cornetas de una orquesta de baile, donde más adelante llegó a ser cantante de boleros.

Cuando tenía 20 años se mudó a Caracas buscando expandir sus conocimientos musicales. Se inscribió en la Escuela Superior de Música y, bajo la dirección del maestro Vicente Emilio Sojo, adquirió importantes conocimientos que le sirvieron para realizar sus composiciones de la tonada del llano venezolano, con un aire musical de características únicas a la que se dedicó enteramente para difundirla, estudiarla y componerla hasta constituirla en un auténtico género musical.

Historia de melodías

Es ya común decir que “Caballo Viejo” es una de las canciones venezolanas más famosas en el mundo entero, tiene 350 versiones, ha sido traducida a 12 idiomas, y entonada por vocalistas de renombre mundial como Plácido Domingo, Ray Coniff, Julio Iglesias, Simón Díaz
Celia Cruz, Rubén Blades, Gilberto Santa Rosa, Tania Libertad, Oscar De León, Richard Clayderman, Gipsy Kings, Juanes, entre otros.

Simón Díaz grabó su primer disco en el año 1963, y desde entonces ha hecho más de 70 volúmenes a lo largo de su carrera como cantante y compositor. En la memoria colectiva de criollos e importados se escuchan consecuentemente sus emblemáticas melodías. , , , y son sólo algunos de los temas que surgieron de la inspiración de este poeta para deleitar a más de uno con sus versos y sus prosas románticas y despechadas.

Artistas de la talla de Mercedes Sosa, Joan Manuel Serrat, Danny Rivera, Ednita Nazario, Cheo Feliciano y Franco De Vita, así como destacados directores y compositores de la música académica han logrado que las tonadas de Simón Díaz adquieran el carácter universal de un nuevo género musical.

Sin embargo, expertos de otra índole se han persuadido por el trabajo de Simón Díaz, como es el caso de la reconocida coreógrafa alemana Pina Bausch, quien incluyó algunas de sus melodías para musicalizar su obra “Nur Du”; no menos importante, el reconocido director de cine Pedro Almodóvar también incluyó en la banda sonora de su película “La Flor de mi Secreto”, la canción que lleva por nombre “Tonada de Luna Llena”.

Simón Díaz se proyectó en los años 60 como uno de los grandes humoristas de Venezuela y símbolo más importante de las expresiones de folklore y cultura popular que gracias a sus carismáticas rimas alcanzó espacios importantes en el teatro, el cine, la radio y la televisión venezolana.

En sus casi 60 años de vida artística ha sido actor principal de 3 obras de teatro y 5 largometrajes, productor y conductor de 12 diferentes programas de televisión diseñados para promover la música venezolana, y mantuvo la conducción de un programa de radio por 25 años también dedicado al folklore y la música venezolana.

Entre versos y prosas

Simón DíazSimón Díaz ha recibido en cuatro ocasiones el doctorado Honoris Causa, de parte de la Universidad de los Andes (ULA) y fue distinguido con la más alta condecoración que otorga el Estado venezolano como lo es la “Orden del Libertador en su Orden de Gran Cordón”, constituyéndose en el único artista nacional al que se le ha impuesto una distinción de tal categoría.

Ha representado a Venezuela en Francia, Inglaterra, España, Polonia, Hungría, Irak, Estados Unidos, México, Panamá, Puerto Rico, Ecuador, Chile, Brasil, Cuba y Colombia; es el único cantautor en haber llevado música folklórica venezolana al Carnegie Hall de Nueva York, y ha compartido escenario con artistas como Mario Moreno “Cantinflas”, Lucho Gatica, Marco Antonio Muñíz, Atahualpa Yupanqui, entre otros.

Más que arpa, cuatro y maracas

Muchas de las canciones de Simón Díaz están inspiradas en las vivencias del llano, el paisaje, la flora y la fauna, acompañado de sus inseparables arpa, cuatro y maracas, que dan el ritmo llanero y peculiar de sus composiciones.

En el 2001, lanzó al mercado un álbum de boleros titulado “Amorosamente” en el que recordó canciones que cantó en sus inicios de bolerista. Aunque Simón Díaz es un icono del folklore venezolano y referencia obligada cuando se habla de música popular no sólo en América Latina sino en el resto del mundo, se permitió experimentar dos años más tarde con Latin World, cuando luego de un esfuerzo común se logró realizar “Gracias Simón”, un tributo latinoamericano a esta figura de la música y la identidad venezolana.

Casi al mismo tiempo, surgió “Simón Díaz Tangos”, un trabajo discográfico en el que a través de la voz de este intérprete se logra homenajear a Carlos Gardel, quien fue fuente de inspiración para algunas letras de sus canciones.

Simón Díaz
Para este maestro, vale más que cualquier cosa la cercanía entre los seres queridos y la sonrisa de los niños. Desde hace 44 años, su esposa Betty es su pilar fundamental, su compañera de vida y de giras, su gran amiga y confidente, por ello gracias a las enseñanzas que le ha dado la vida, en cada presentación el “Tío Simón” desgarra su alma para emocionar no sólo a su fiel compañera sino a todo el que se deje llevar al ritmo de su dulces versos.

“Soy hermano de los hombres, soy hermano de las madres, a quienes amo, y es por eso que soy el tío del pueblo venezolano”. Simón Díaz

¿Sabías qué?

• Simón Díaz, nació a las 8 de la mañana del día 8 del mes 8 del año 1928 ; es uno de los 8 hijos del maestro Juan y Doña María, razón por la cual se dice que está marcado con el número 8.

• La canción Caballo Viejo ha sido versionada 350 veces y traducida a 12 idiomas.

Discografía

Tonadas 1975
Tonadas Vol. 2 1976
Caballo Viejo 1980
Un Buen Venezolano 1989
Sus Grandes Éxitos 1989
El Cuatro y El Interés 1992
Cuenta y Canta Vol.1 1994
Cuenta y Canta Vol.2 1994
Muy Venezolano Vol.1 1995
Muy Venezolano Vol.2 1995
Muy Venezolano Vol.3 1997
Caracha Negro 1997
Muy Venezolano Vol.4 1999
32 Grandes Éxitos 1998
Amorosamente 2000
Muy Venezolano Vol.5 2000
Tangos 2002
Gracias Simón 2002
Muy Venezolano Vol.6 2002
Tonadas 2003
La Historia 2003
Simón Díaz y La Rondalla Venezolana 2003
Frente a frente 2004
Colección Los Número 1 2004

Informarción tomada de mipunto.com

Antonio Carrillo

9 March 2010

Antonio Carrillo

Antonio Carrillo


Nace el 29 de Octubre de 1892 en Barquisimeto, sus padres Manuel Castillo y Micaela Carrillo. Desde niño se hizo notar su gusto po la música y junto al Maestro Rafael Monasterio, dio sus primeros pasos aprendiendo a tocar el bandolín. A los 16 años tuvo su primera actuación como integrante de la Estudiantina “Las Diosas” y en 1910 era el primer bajo de Banda del Estado Lara.

Estudio composición y armonía y aprendió a copiar música. con el Maestro Pedro Istúriz Meneses, y por su gran talento fue designado Primer Bombardino de la Banda, al poco tiempo fue nombrado Sub-Director y en 1924 Director de la Banda del Estado Lara, función que desmpeño hasta 1955.

Su labor en la docencia y preocupación por las “Escuela de Musica” fue reconocida por la Fundacion de la Escuela de Música de Duaca y Director de su Banda Oficial, Director de la Escuela de Música de San Felipe. Igualmente impartió clases en la Escuela de Música de Barquisimeto. En 1915, unos músicos decidieron darle una serenata al Presbítero Carlos Borges, con una composicion inédita del Maestro Carrillo. Cuentan las Crónicas que al concluir la interpretación quien le pone el nombre es el mismo Padre Borges .

Una pieza clásica del selecto repertorio del maestro que sobrepasaría el centenar. Hombre de gran talento y virtud, cargado de una sensibilidad y romanticismo particular que lo hicieron un gran compositor con una impecable ejecución de su instrumento preferido, el bandolín. Y aunque desaparece físicamente el 13 de Junio de 1962 en Barquisimeto, su obra y su recuerdo siempre estaerán en el corazón de todos los Larenses.

Fuente CIDARTE – WikiPedia

Rafael Rincón González

9 March 2010

Rafael Rincón González

Rafael Rincón González


Rafael Rincón González, nacido en 1922, en el sector Los Biombos del barrio El Saladillo, se desempeñó en su juventud como sastre y auxiliar de farmacia, y creció en un estricto hogar lleno de pasiones artísticas, impulsadas por su padre, el pintor Neptalí Rincón y su madre, Ines Delia González, una abnegada ama de casa de potente voz y acertado oído musical.

Se ganó el título de “Pintor Musical del Estado Zulia” precisamente porque a través de la guitarra y las letras ha plasmado las imágenes del Zulia en canciones, que al escucharlas rememoran aquellos años en los que Maracaibo llegó a ser considerada una de las ciudades más bohemias del continente, sin dejar de lado sus pintorescas tradiciones.

A través de , y la internacionalísima retrata la ciudad que lo vio nacer y que hoy lo considera Patrimonio Cultural del Estado. Pero como buen trovador armado con una guitarra, instrumento con forma de mujer que ejecuta desde los nueve años, Rafael Rincón se inspiró en el amor para componer piezas como , el nombre de su apacible residencia en Maracaibo; y .

La gaita zuliana le debe , , , , entre otras. Y los anales de la historia de la música zuliana no pueden escribirse sin Los , el Trío América, el y el Trío Los Melódicos, todos fundados por Rafael Rincón González.

Contando 82 años de vívida existencia, “El último juglar del Zulia”, como también se le conoce, después de haber sido nombrado Hijo Ilustre de Maracaibo, exaltado como Patrimonio Cultural del Estado Zulia y distinguido con las órdenes “Diego de Losada” y “San Sebastián”; el 3 de febrero recibe de nuestra Alma Máter la máxima distinción: Rafael Rincón González, Doctor Honoris Causa de la Universidad del Zulia.

Biografía cortesía de Sabor Gaitero Punto Com

Heraclio Fernández Noya

7 March 2010

Heraclio Fernández Noya

Heraclio Fernández Noya


(1851-1886) Nació en Maracaibo pero desde muy pequeño se mudo a La Guaira con su padre Manuel María Fernandez, de quien recibió sus primeras lecciones de piano. Su padre impartió clases de piano en su ciudad nativa y en La Guaira. En Caracas fundó el periódico El Zancudo, un semanario cuyo primer número circuló el 9 de Enero de 1876. El 10 de Octubre de 1884 fue fundado el bi-semanario El Museo; en cada número publicaba una pieza de música de algún compositor del día así como trabajos literarios de tipo satírico-humorístico que Fernandez firmaba como “EL Zancudo”. En el día de San José (19 de Marzo), en 1888 fue publicado . Este fue un vals-joropo compuesto por Heraclio Fernández y sus partituras fueron localizadas y publicadas por Alirio Díaz y luego por José Peñín, editor y directori del Diccionario de Español y Música Latino-Americana y la Enciclopedia de Música de Venezuela.

El único ejemplar de su trabajo “Nuevo método para aprender a acompañar el piano” se guarda en la Biblioteca Nacional, y en otros trabajos impresos de su autoría Heraclio da recomendaciones y opiniones en cuanto a la interpretación y el carácter y en cómo la interpretación del piano a finales del siglo XIX era ejecutada. Piezas como “Misa a dos voces”, los valses “Ecos del Corazón”, “Las variaciones sobre el araguato”, “Happy New Year”, “Al General Francisco Alcántara” y los bailes “La juguetona”, “Violetas sensitivas”, “No me olvides” y “Recuerdos del Teatro Naar” constituyen parte del lo más rico de la música venezolana. En el presente estas piezas se escuchan alrededor del mundo.

Heraclio murió en La Guaira

Armando Molero

7 March 2010

Armando Molero

Armando Molero


Segun: www.sonidosdelfolklore.com.ve

Nació el 22 de noviembre de 1900, no se sabe exactamente donde pero se especula que podría ser en Los Puertos de Altagracia, El Moján, Isla de Toas o Quisiro. Lo que si se sabe con certeza es que desde niño se sintió atraído por la música. Tocaba la guitarra de forma autodidacta con un estilo muy personal y digno de estudios académicos.

Desde 1914 daba serenatas entonando décimas, danzas, contradanzas, valses y bambucos. Su versatilidad interpretativa lo llevó a participar como cantante en la radio zuliana a finales de los años veinte, llegando a ser uno de los primeros cantantes de la emisora: “La Voz del Lago”.

En la década de los treinta viaja a la capital y trabaja cantando en la Broadcasting Caracas y la Radiodifusora Venezuela, dando a conocer piezas como: “La Suegra”, “Una flor” y “Las Charreteras de mi capitán” y ganándose el reconocimiento del público nacional.

De vuelta la Zulia, labora como cantor diversas emisoras de radio como Ondas del Lago y Radio Catatumbo.

El Tuqueque de la guitarra, como le apodaban, se casó con Doña Josefina del Rosario Leal, oriunda del Barrio “El Empredao”, a quien conoció en las noches serenateras donde creció como artista.

Los mediodías zulianos eran su escenario radial. Las amas de casa sabían que era hora del almuerzo, cuando a las 12 en punto, la radio transmitía en vivo al cantor de la zulianidad: Don Armando Molero.

En su voz se recuerdan temas como: , , , , , , , , , , , , , entre otras.

En mayo de 1965, su labor es reconocida por el Círculo de Cronistas de la Radio y la Televisión, en virtud a su contribución a la promoción y difusión de la música zuliana. Armando Molero, “El Cantor de la zulianidad” o “El Cantor de todos los tiempos”, murió el 5 de febrero de 1971.

Armando Molero

Armando Molero


Según: http://www.saborgaitero.com

“El cantor de todos los tiempos” y quizá la primera voz en las ondas hertzianas de la radio zuliana, nació en Maracaibo el 20 de enero 1899. Considerado como el más grande cantautor musical de Maracaibo, Armando Molero fue además un gran guitarrista, con la cual logró transmitir y preservar el gentilicio zuliano.

Con su voz pastosa y estilo lleno de remembranzas, se inició como cantante en La Voz del Lago, y más tarde constituyó el Dueto Maracaibo, junto a César Villalobos, actuando en la Radiodifusora Maracaibo, de donde salieron con un contrato para trabajar en la Radiodifusora Venezuela y la Broadcasting Caracas, en los años treinta.

Armando Molero llegó a alternar con el comediante mexicano Mario Moreno “Cantiflas” y su voz gozó de gran popularidad en el Zulia, gracias a sus composiciones, entre las que destacan , , , , , , , , , , , , , , y .

Bambucos, valses, danzas y contradanzas eran la especialidad de Armando Molero, un cantante vernáculo, con dotes de serenatero, cuya actividad como compositor es motivo de polémicas, debido a las dudas sembradas por algunos personajes. No cabe titubeo en su trascendencia como el hombre que mejor representó el gentilicio zuliano, y en su labor de defensa a ultranza de nuestra tradición musical. Lila Morillo, el , el grupo , , e incluso la Orquesta Filarmónica de Londres han sido multiplicadores de la musa de este icono de la música zuliana, fallecido el 5 de febrero de 1971.

Segun: EL SITIO EDUCATIVO DE Melba Flen-bers
En entrevista realizada a su sobrina Graciela Josefina Chirinos Molero conocimos que Armando Segundo Molero nació en el Milagro el día 20 de enero de 1899, hijo de su abuela “Chona” como cariñosamente le decían a Doña Asunción Molero. Murió en su casa de Cerros de Marín el día 5 de febrero de 1971, a los 70 años. Sus restos reposan en el Cementerio El Redondo.

Panorama le dedicó un reportaje en el mes de Junio de 2004 en el que nombra las melodías inmortalizadas en su voz, entre otras: , , , , , , , , , , , , , , , , este último dedicado a su esposa Josefina Leal con quien al casarse se mudó a la Nueva Venecia.

Doña Josefina Leal de Molero

Doña Josefina Leal de Molero

“La voz de Armando, cuenta el gaitero Ricardo Cepeda, es sinónimo de zulianidad porque le cantó a lo campechano. ‘Uno lo escucha y se siente más zuliano. La voz de él es una caricia que desde Santa Lucía se extiende por toda la región’.(*)

Doña Josefina Leal de Molero, esposa de Armando mantuvo vivo el recuerdo del Cantor de Todos los Tiempos hasta su muerte en 1988.

Según www.lamaracucharadio.com

…Fue considerado por muchos el más grande cantautor popular de Maracaibo. Armando Molero cultivó un estilo único y basó su carrera en la difusión de géneros autóctonos.

El cantor de todos los tiempos, como fue llamado Armando Molero, nació el 20 de enero de 1899 y murió el 5 de febrero de 1971. Temas como El moñongo, El cocotero y Maracaibo de antaño lo inmortalizaron como artista popular. La danza, la contradanza y el bambuco encontraron en Armando Molero un interprete constante.

En la Maracaibo de la década de los cincuenta no hacía falta reloj para saber que eran las 12:00 del mediodía.

A marabinos como Enairo Villasmil, de 80 años, se les despertaba el apetito de sólo escuchar la música instrumental que Armando Molero usaba para iniciar su programa, el mismo que durante años sirvió como referencia horaria de los zulianos.

Mientras el olor del plátano maduro se colaba entre las casas de El Saladillo, las canciones de Armando Molero aderezaban los mediodías de los radioescucha. Tan criollo como la gaita fue este personaje nacido el 20 de enero de 1899. La gente esperaban con ansias el inicio del espacio que se prolongaba entre 12:00 y 12:30 de la tarde.

“Andá a poner los plátanos que ya empezó a cantar Armando Molero”, se le escuchó decir a más de uno, mientras se deleitaban con las seis canciones que le daba tiempo interpretar en la media hora de programa. Su carisma se hizo sentir en las emisoras radiales.

Guitarrista, compositor y cantante fueron los apellidos que acompañaron el nombre del zuliano que fue considerado por muchos el más grande cantautor popular de Maracaibo, “pues identificaba a su gentilicio plenamente”, según reseñaron los autores Luis Guillermo Hernández y Jesús Ángel Parra en su obra Diccionario General del Zulia.

Entre las composiciones que se le atribuyen figuran Josefina, Una flor, La tarde, Tu boca, Con el sombrero en la mano, La suegra, El estudiante, El beodo y El hijo ausente. Entre sus temas sobresalientes desfilan El cocotero y Maracaibo de antaño.

Tal fue su huella que artistas como Lila Morillo, Tino Rodríguez y Jesús Sevillano interpretaron algunas de sus canciones más emblemáticas, asentaron Hernández y Parra.

Armando Molero El cantor de todos los tiempos – Maracaibo – ZuliaPara el gaitero Agdénago Neguito Borjas la huella de Molero quedó reflejada en el tiempo. “Fue la referencia musical más importante que tuvo el Zulia en su momento. Lo veo como el actual Luis Miguel. Era una referencia folclórica muy importante. Cuando cantaba todo mundo lo escuchaba y se sabía sus canciones”.

Borjas creció escuchando las historias de sus abuelas, su mamá y sus tías. “Ellas me contaban que cuando empezaba Molero era hora de poner el almuerzo. En Molero se encierra la trayectoria de un hombre que le dio al Zulia un legado increíble en materia musical”.

Una de las cosas más importantes —agregó— “es que mantuvo vigente la contradanza, el bambuco, la danza, el vals y la décima. Cuando Molero muere, murieron los sueños del folclor y dejaron de escucharse esos géneros musicales, sólo sobrevivió la gaita”.

Cuando yo lo escuchaba cantando —añadió Villasmil— “ me daba hambre, pues caía en cuenta que se acercaba la hora del almuerzo. Cantaba danzas y bambucos. Algunas de las canciones no eran de su autoría. Siempre andaba con su guitarra, era como su maletín personal”.

Josefina Leal de Molero esposa de Don Armando Molero El Cantor de todos los tiempos – Maracaibo-Zulia-VenezuelaHabía personas que constituyeron una suerte de apuestas. “Las ganaban quienes acertaban el orden de las canciones que cantaría durante el programa. Quienes acertaban se ganaban un cobrito. Más de vez se cayeron los cuadros de apuestas porque metía una canción que no había interpretado nunca. Armando se convirtió en una referencia popular en esa época”, sostuvo Villasmil.

Anteriormente los cantantes compraban los espacios en las emisoras. Y para poder costear los pagos vendían publicidad a los comerciantes de la zona, recordó Villasmil, quien durante tiempo vivió de esa actividad.

El historiador Kurt Nagel destacó que “al pueblo le encantaba porque tocaba con mucha alma para ellos. Era un cantor popular, nada refinado, pero muy nuestro, muy folklórico, muy sentimental, muy romántico”.

Tenía apenas 12 años cuando Wilfredo Mabo escuchaba sus interpretaciones. “A las 12:00 todo mundo sintonizaba el programa. Recuerdo que estuvo en varias emisoras. La gente seguía su trayectoria. Entre los temas que se me quedaron grabados está El cocotero y El moñongo”, narró el marabino nacido hace 56 años.

La música del cantor de todos los tiempos, lo convirtió en un trovador y un guardián de la tradición musical zuliana, tal como lo refieren los historiadores Hernández y Parra, quienes lo describieron como “un cantante vernáculo de serenatas callejeras, con voz pastosa y su estilo lleno de remembranzas”.

Su llama folclórica se apagó el 5 de febrero de 1971. A sus 70 años abandonó este mundo, no sin antes dejar el legado de su amor por la zulianidad, por lo autóctono.

Miguel Delgado Estévez

7 March 2010

Miguel Delgado Estévez

Miguel Delgado Estévez


Nace en la ciudad de Calabozo, estado Guárico. Fue miembro fundador de la agrupación Pro-Música, así como guitarrista y director del grupo de música instrumental “Los Anauco”. Ha trabajado con prestigiosas figuras del medio, como lo son: , , , , y Esperanza Márquez. De la mano de tales personalidades ha incursionado no sólo como instrumentista en presentaciones, sino también en calidad de productor, director y arreglista de algunas de sus producciones discográficas.

En el campo de la composición y los arreglos de música para teatro, realizó trabajos para: “El Teatro Universitario” y el Teatro Infantil “El Chichón” de la Universidad Central de Venezuela, el Festival de Teatro Juvenil Liceísta y el Festival Nacional de Teatro. Adicionalmente, compuso la Música del Documental “La Fauna Llanera” de la serie Cuadernos Lagoven.

Entre 1981 y 1988 ocupó los cargos de Productor y Director Musical de los micro–programas “Lo Tradicional de Nuestras Generaciones” y de los “Festivales Regionales de Industrias Pampero”. De igual manera, se desenvolvió en los mismos cargos tanto en la campaña “Lo Nuestro es lo Mejor” de la División de Alimentos de Empresas Polar; como en los “Festivales Nacionales de Empresas Polar”, organizados en el marco de la celebración de sus 50 años.

Ha ejercido el cargo de docente tanto en la cátedra de Guitarra en la Fundación Padre Sojo, como en la cátedra de Formación Instrumental Complementaria dictada en el Instituto Universitario de Estudios Musicales (IUDEM). Actualmente es Gerente de CREAMUSIC, de la división de música (Sonográfica) de las Empresas 1BC. En EL CUARTETO es ejecutante de guitarra y cuatro.

Cortesía de http://www.elcuarteto.com

Raúl Delgado Estévez

7 March 2010

Raúl Delgado Estévez

Raúl Delgado Estévez


Nace en la ciudad de Calabozo, estado Guárico. Realiza estudios musicales en la Escuela Superior de Música de Caracas y en la Escuela Juan Manuel Olivares. Becado por el Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes y el Centro Simón Bolívar, se traslada a París por cinco años, para perfeccionar sus estudios musicales. Estos fueron realizados en el Instituto Católico de París, en la Ecole Normale de Musique de París, en el Conservatorio Nacional Superior de Música de París y en el grupo de Investigaciones Musicales de la Radio y Televisión Francesa. Obtuvo diplomas en Dirección Coral, Pedagogía Aplicada a los Instrumentos Orff, Guitarra Clásica, Composición, Música Electroacústica e Investigación.

Ha dirigido diversas agrupaciones corales de nuestro país, obteniendo importantes premios en diferentes concursos realizados en Suiza, España y Grecia. Ha participado en numerosos eventos musicales como compositor, intérprete, conferencista y director, en Europa, Asia y América. Fue director fundador del Coro de Cámara de la Asociación Venezolana de Periodistas y de la Coral de Seguros Caracas. Dirigió la agrupación Pro-Música de Caracas, el Coro de la Universidad Santa María, el Coro y la Estudiantina de la Escuela Normal Miguel Antonio Caro, la Coral Filarmónica de Caracas, la agrupación “Vinicio Adames” del Banco Central de Venezuela, el Grupo Vocal Metropolitano, la Coral INTEVEP y el Orfeón Universitario de la Universidad Central de Venezuela –UCV- (cargo que desempeñó durante 23 años). Adicionalmente, fue profesor de Dirección Coral en la cátedra de Pedagogía Musical del Consejo Nacional de la Cultura (CONAC), así como profesor de la Escuela de Artes de la UCV.

Gracias a su actividad y aportes en el área cultural, ha recibido las siguientes órdenes en su Primera Clase: “Cecilio Acosta”, “Escudo de Guarenas”, “Alfredo Sadel” y “General de División José Antonio Anzoátegui”. Además, ha obtenido los siguientes reconocimientos: “Gran Orinoco”, “Congreso de Angostura” en grado ‘Gran Collar’, “Gran Cordón” -otorgado por la Gobernación del Distrito Federal-, Órden Francisco de Venanzi y Órden Universidad Central de Venezuela.
Actualmente se desempeña como director de la Coral del Banco Industrial de Venezuela. Es miembro principal del Consejo Directivo de la Fundación Teatro Teresa Carreño, así como miembro permanente del Consejo Superior Consultivo de la Fundación Orquesta Filarmónica Nacional. En EL CUARTETO es ejecutante de cuatro, guitarra y tiple.

Cortesía de http://www.elcuarteto.com

« Previous Page