Simón García

Simón García
Simón García

Nació en Maracaibo el 24 de julio de 1941. Compositor y cantante, ha formado parte de los conjuntos gaiteros: Los Tigres (hasta 1965), Cardenales del Éxito (1966), Guaco (1975), Universidad de la gaita (1980), La Nueva Generación (1981), y reingresó a los Cardenales del Éxito en 1986. Entre sus composiciones más exitosas podemos citar: Mi nostalgia, Mi ruego, Dulce mentira, La moza, La piragua, El gaitón caliente, El negrito, Paroxismo, Gaita siempre será gaita, Guacosonsito, Mi solución, Sancocho hípico, Si tú te vas, Eterno amigo, El vagabundo, Maracaibo te añoro, La negra del tamunangue, La ingrata, Muñeca, A Caracas, La Chinca a la del valle, Toro cimarrón, Adios de un gaitero, Te extraño Maracaibo, Que venga el año nuevo, Añoranza Saladillera y otras. Como solista ha pegado temas como: El borracho, El regreso del borracho y otros. Sus temas han sido grabados por: Ricardo Cepeda, Ricardo Portillo, Argenis Carruyo, Gustavo Aguado, Fernando Rincón, Angel Perozo, Raúl Balzán, Rosa Virginia Chacín, Chichilo Urribarrí, Billo’s Caracas Boys, Maracaibo 15 y otros. Triple coronado en el festival de Compositores Zulianos (1967), Disc-Jockey de Oro, varios Mara de Oro y otros varios reconocimientos ha obtenido por sus logros como gaitero.

Los gaiteros son al Zulia lo que los gladiadores fueron al Imperio Romano, héroes populares, más aplaudidos y admirados que sus gobernantes. El Zulia ha tenido muchos y cada vez surgen más. Hoy los individualizo a todos en uno, en Simón García Luzardo, compositor, cantante, poeta de la estrofa y del estribillo, cuyos versos encienden la pasión regionalista que los zulianos llevamos en el centro mismo de nuestra vocación patriótica.

Su dilatada labor como compositor y solista lo ha llevado a formar parte de los principales conjuntos gaiteros del Zulia, sin lugar a dudas los mejores del mundo, como Los Tigres, Cardenales del Éxito, Guaco, la Universidad de la Gaita, entre muchas otras de relieve e importancia. Sus composiciones han sido grabadas por agrupaciones, solistas y cantantes de merecida fama como José Luis Rodríguez, Ricardo Aguirre, Ricardo Portillo, Betulio Medina, Ricardo Cepeda, Gladys Vera, Argenis Carruyo, entre muchos otros. Se necesitarían varias páginas de este diario para mencionar los éxitos gaiteros y los reconocimientos que Simón ha cosechado en la gaita, centro de la médula de donde se nutre el regionalismo zuliano.

Simón García
Simón García y Cardenales del Éxito

La gaita es el himno, bandera y escudo, (todo a la vez), del sentimiento de nuestra zulianidad. Expresión de humor unas veces, de rabia encendida en otras y con frecuencia de lirismo de la mejor poesía. El compositor gaitero es un poeta del verso y de la música, de la saeta veloz en el piropo a La Chinita, del reclamo a los gobiernos por sus indiferencias y por las injusticias perpetradas contra el patrimonio colectivo. La gaita es la máxima expresión de la oración colectiva, de la esperanza comunitaria, de los anhelos deseados y de la esperanza compartida.

Las injusticias políticas, económicas, sociales o de cualquier otra naturaleza, que afectan a los zulianos, son cobradas al final del año, con sus respectivos intereses moratorios, por los compositores gaiteros y es un hecho público y notorio que el verso o el estribillo de una gaita pueden encender con más rapidez y fuerza el motor de nuestro regionalismo que las frases de un discurso o los párrafos de un ensayo crítico.

Simón lleva en las sístoles y diástoles de su corazón el ritmo del Zulia, las cadencias de sus voces y esa particular manera de elogiar o criticar que tienen los hombres de esta tierra. La gaita es la máxima expresión de la oración popular. Espontánea, libre, auténtica, la gaita recicla las creencias religiosas en nuestra Virgen Chinita. Ante ella se inclinan las esperanzas del pueblo, en súplica de favores y en ofrenda de promesas. Hace casi cuarenta años compuso la gaita: Qué viva el Gobierno, cuyo estribillo dice:

“Qué importa que hoy vivamos
como en el mismísimo infierno
si veis que no progresamos
¿por qué entonces te quejáis
aunque de hambre te muráiz
Gritá que viva el Gobierno”.

El Zulia espera mucho de este admirable compositor porque conociendo su excelente talento sabe que sus mejores obras serán, sin duda, las que le faltan por componer.

Tomado de Sabor Gaitero y de del diario La Verdad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *