Anthony Ramirez

Anthony Ramirez
Anthony Ramirez
Nacido en la ciudad de Caracas, Venezuela, desde joven mostró interés por la música volcando su atención en la guitarrita venezolana o cuatro – como popularmente se le conoce-, debido a la riqueza rítmica, armónica y melódica que el mismo posee tanto en su fase acompañante como solista. Comienza su formación con el instrumento de manera autodidacta para posteriormente recibir sus primeras clases con el Profesor Daniel Amarista en la escuela de música de Montalbán.

En 1992, a raíz de una presentación que tuvo lugar en la sala de concierto de la Compañía Anónima Teléfonos de Venezuela (C.A.N.T.V.), en la cual se demostró las posibilidades de ejecución del cuatro de manos del connotado concertista Henry Leal, fue lo que determinó su decisión de profundizar el estudio del cuatro como instrumento solista, logrando recibir en ese mismo año clases del Maestro de maestros: Fredy Reina -en la afinación solista-.

Posteriormente prosigue sus estudios con el profesor Ennio Escauriza para luego optar por la afinación tradicional – cam- bur- pin -tón-, y profundizar sus estudios con el profesor José Asdrúbal Hurtado (Cheo Hurtado).

Paralelamente realiza su formación musical en las escuelas Prudencio Essa, José Angel Lamas y Pedro Nolásco Colón, así como diversos cursos en los Talleres de Cultura Popular de la Fundación Bigott, donde aprendió a ejecutar de la bandola llanera de manos del profesor Ignacio Hernández.

Como ejecutante del instrumento ha sido integrante de las agrupaciones Grupo Instrumental de Cámara Multifonía bajo la dirección del Maestro Ivan Adler (†); Grupo Vocal Cimarrón bajo la dirección del Maestro Juan Bautista Medina, Ensamble Ka-zabe, Estudiantina del Banco industrial de Venezuela bajo la dirección del Maestro Orlando Gámez; Orquesta de Cámara Amadís, así como de diversas agrupaciones corales tales como Coral Universidad Santa María, Coral de Odontología de la Universidad Central de Venezuela, coral “Juan Bautista Medina”, entre otros.

Así mismo, como acompañante y solista ha realizado presentaciones en diversas salas del país como en el exterior (Trinidad y Tobago, Austria, Italia y Ecuador).

Anthony Ramirez
Anthony Ramirez
Su primera producción discográfica denominada “Guitarrita”- Solos de cuatro- constituye una reivindicación al nombre original de nuestro instrumento nacional, siendo además un homenaje a todos aquellos cultores que de manera pública o anónima día a día con su esfuerzo y dedicación, siembran en la conciencia de los venezolanos y ciudadanos del mundo la permanencia en el tiempo de nuestra tradición, cultura, sapienza y orgullo de ser venezolano.

En su ejecución convergen influencias de estilos que van desde Jacinto Pérez “El Rey del Cuatro”- cuatro de afinación transportada-, los hermanos Chirinos, Alí Landaeta, Hernán Gamboa, Douglas Isea – afinación tradicional-, hasta ejecutantes consagrados como José Asdrúbal Hurtado (Cheo Hurtado) y nuevas generaciones cuya lista, a Dios gracias, sería infinita de citar en la presente reseña.

Al respecto, Anthony expresa:

“Todo lo que contribuya al enriquecimiento de nuestra guitarra venezolana por pequeño que parezca, es digno de alarde y debe ser tomado con seriedad para su desarrollo académico, capacidad interpretativa y expresividad. ¡Bienvenido!”.

Escuchemos a Anthony Ramirez ejecutando un “Registro en MI Mayor”

y en la ejecución de “Ojos color de los pozos”

One Comment

  1. Ahora que lo conocí personalmente, obligado es admirar su capacidad ejecutoria de esa “guitarrita”, llamada cuatro, baluarte de nuestro folclore nacional; ello sin menoscabo de la resonancia que ha tenido el cuatro, en sus presentaciones a nivel internacional. Enhorabuena Antonhy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *