Vagabunda inspiración

INTRO:

   


 

                                     

Vagabunda inspiración cuando vengas de mi llano,

                                            

No se te olvide traerme, el bramido de un orejano;

                                      

En la melodía del son me traje un silbido lejano,

                                             

Que sirva pa’ entretenerme en las tardes de verano.


 

                       

Vagabunda inspiración ven acá y dámela mano,

                                        

Quiero recorrer contigo, mediante el Dios soberano;

                           

Por rumbos de mi región, en lomos de mi alazano,

                                       

Con el cielo como abrigo, horizonte y fuego plano.


 

INTERLUDIO:

   


 

                                       

Cuando vengas de mi llano, vagabunda inspiración,

                                             

Te encargo por vida tuya el relincho de un potrón;

                                           

Pa’ que mi verso baquiano, se afinque en el diapasón,

                                                

Y se embochinche en la bulla de la prima y el bordón.


 

                         

De mi cajón araucano la furia de un cimarrón,

                                   

Un freno y una falseta, un rejo y un botalón;

                            

De mi pueblito Elorzano allí pasear en el ramón,

                                     

De Pedro Telmo el poeta la magia de su canción.


 

INTERLUDIO:

   


 

                                   

Inspiración vagabunda no salgas de mi llanura,

                                          

Si no me piensas traer la sabana y su hermosura;

                                                 

Si eres de mi tierra oriunda, tráeme aunque sea la frescura,

                                          

De la lluvia que al caer ablanda la tierra dura.


 

                        

De la lejanía profunda el eco de una guarura,

                                           

De un canoero en el rio, desciende en la noche oscura;

                               

De la tempestad iracunda, del trueno con su bravura,

                                        

Que me despierta en los bríos sobre mi cabalgadura.


 

INTERLUDIO:

   


 

                                    

Cuando pases por Elorza, inspiración libertina,

                                         

Me traes de su hermoso rio la brisita matutina;

                                            

Que halla en esa tierra hermosa tan alegre y cantarina,

                                          

Quedó sembrado mi amorío, como nadie se imagina.


 

                       

Inspiración melodiosa, de la sabana genuina,

                                               

Me traen el lirio en capullo, que en Mayo, tierno germina;

                           

Para engalanar mi prosa con su presencia divina,

                                   

Y perfumar el orgullo de mi estirpe campesina.


 

   


 

VIDEO DE LA CANCIÓN EN VIVO

Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com

Quizá también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *