Tardes de Naiguatá

                                    

Tardes de Naiguatá, que cuando el Sol se aleja

                                          

la arena de la playa con su luz, va tiñendo de plata

                 

y lejos del azul, las aguas tranquilas

                         

parecen que murmuraran   una canción de amor.   


 

                                    

Tardes de Naiguatá, que cuando el Sol se aleja

                                          

la arena de la playa con su luz, va tiñendo de plata

                 

y lejos del azul, las aguas tranquilas

                         

parecen que murmuraran   una canción de amor.


 

   


 

                   

        Y   en su triste remans  o, lleno de paz

                

la tarde moribunda, envuelta en soled ad,

                                         

y en la canción de cuna de sus aguas tranquilas,

                   

arrullan el celaje la tarde que se va.    


 

                                    

Tardes de Naiguatá, que cuando el Sol se aleja

                                          

la arena de la playa con su luz, va tiñendo de plata

                 

y lejos del azul, las aguas tranquilas

                         

parecen que murmuraran   una canción de amor.


 

   


 

                   

        Y   en su triste remans  o, lleno de paz

                

la tarde moribunda, envuelta en soled ad,

                                         

y en la canción de cuna de sus aguas tranquilas,

                   

arrullan el celaje la tarde que se va.


 

                                    

Y en la canción de cuna de sus aguas tranquilas,

                   

arrullan el celaje la tarde que se va.


 


 


 

Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com

Quizá también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *