Que no se pierda la fe

Participación de Ricardo Portillo, Jesús Terán Chavín, Ingrid Alexandrescu, Eroy Chacín, Deyanira Bravo Enmanuels, Alfonso Marín, Argenis Carruyo, Ricardo Cepeda, Luis Ángel Aguirre, Germán Ávila, Dionel Gutiérrez, Neguito Borjas, Danelo Badell, Marvin González, Douglas Ochoa, Jerry Sánchez, Enrique Quiroz, Betulio Medina, Luis Germán Briceño, Lula López, Pedro Cantaclaro Villalobos, Nelson Romero y Jaime Indriago.

PARTICIPACIÓN ESPECIAL: SALMA RICHANI.


 

INTRO:

   


 

                  

"La fe es la luz de esperanza que ilumina nuestro ser."


 

                            

Los tiempos han cambiado, bien lo sé, Dios

                  

el pensamiento y la forma de ser;

                      

invaden los temores, se pierden los valores

                   

principios de familia que se alejan cada vez.


 

                                             

Que cada quien asuma su papel, y que el amor se sienta a flor de piel

                             

que el respeto se infunda del derecho y el deber,

                        

siempre buscando la manera de hacer el bien.


 

Anda que no se pierda, que no se pierda la fe...


 

INTERLUDIO:

   


 

ESTRIBILLO:

                         

Que no se pierda la fe, ese alimento de Dios

                        

que desde el cielo cual lluvia nos baña con su bendición

            

y nos toca el corazón.


 

                             

Que no se pierda la fe, fuente que nutre el amor

                  

y que mantiene la llama encendida de nuestra pasión;

            

y nos toca el corazón.


 

                               

     Ay! que no se pierda, que no se pierda la fe!


 

                        

Ay si lo piensas, levántate de una vez

                   

que no se pierda la fe!

                                      

mantener viva la esperanza solo es cuestión de creer,

                   

que no se pierda la fe!

                                      

porque siempre habrá una luz que ilumine nuestro ser

                   

que no se pierda la fe!


 

                               

     Ay! que no se pierda, que no se pierda la fe!


 

INTERLUDIO:

   


 

                               

Inculquemos en los hijos el valor de la humildad

                        

porque la vida se empaña entre el ego y la vanidad;

                                

y la actitud y la conciencia, la razón, el proceder,

                    

y de Dios toda la fuerza    para llenarnos de fe.


 

ESTRIBILLO:

                         

Que no se pierda la fe, ese alimento de Dios

                                 

que desde el cielo cual lluvia nos baña con su bendición

            

y nos toca el corazón.


 

                             

Que no se pierda la fe, fuente que nutre el amor

                       

y que mantiene la llama encendida de nuestra pasión;

            

y nos toca el corazón.


 

                               

     Ay! que no se pierda, que no se pierda la fe!


 

                                         

Que el alma se alimenta de tu buen, de tu buen proceder,

                   

que no se pierda la fe!

                       

más cuando das amor sin mirar a quién,

                   

que no se pierda la fe!

                        

Ay! con la mente positiva y la conciencia también,

                   

que no se pierda la fe!    


 

                            

  Ay! que no se pierda, que no se pierda la fe!


 

INTERLUDIO:

   


 

                                    

No reniegues de la vida cuando algo te salga mal,

                       

con actitud positiva, tus metas alcanzarás,

                          

si hay piedras en el camino, refuerza con fe tu andar

                        

y estará Dios contigo, Él nunca te fallará.


 

ESTRIBILLO:

                         

Que no se pierda la fe, ese alimento de Dios

                                 

que desde el cielo cual lluvia nos baña con su bendición

    

y nos toca el corazón.


 

                             

Que no se pierda la fe, fuente que nutre el amor

                       

y que mantiene la llama encendida de nuestra pasión;

        

y nos toca el corazón.


 

                               

     Ay! que no se pierda, que no se pierda la fe!


 

                      

Es tiempo    de estar unidos y hacer el bien,

                   

que no se pierda la fe!

                  

A su lado nadie nos podrá vencer

                   

que no se pierda la fe!

                              

No hay barrera que se interponga porque siempre pienso en Él

                   

que no se pierda la fe!

                             

con la mirada en el horizonte, nunca me voy a perder

                   

que no se pierda la fe!

                                 

y lo llevas donde quieras porque es el amor más fiel,

                   

que no se pierda la fe!

                                   

Él es mi compañero, mi guía, mi falta de sabielen,

                   

que no se pierda la fe!    


 

               

     Dios está vivo y presente en nosotros!

           

 Nunca pierdan la fe! Salma Richani.


 

VIDEO DE LA CANCIÓN EN VIVO


 



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com

Quizá también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *