Me fui

   

Obligaba a mis ojos a no ver la realidad,

                       

creando excusas para no escuchar.

         

Yo me escudaba, no reaccionaba

                     

pero tarde o temprano me tenía que marchar.


 

    

Y mi madre me ayudó, al vacío me lanzó.

                                   

Me dijo: "mi negrita, es con buena intención

           

pues soy tu madre y quiero verte volar alto

              

y no lo harás si te tengo entre mis brazos".


 

      

Y yo decía: "¿Cómo coño se hace esto?

                          

dejar mi casa, mi familia, mis afectos,

 

dejar mi tierra y mis amigos...

                 

¿por qué no todos se vienen conmigo?".


 

       

Y yo lloré, grité, pataleé

             

pero la vida me lo hizo entender

     

y agarré mi guitarra y mi equipaje

              

y dije "Maduro, coño e'tu madre".


 

      

Me fui, me fui,

                                 

con mi cabeza llena de dudas, pero me fui     

                    

y aquí estoy, creyendo en mi,

                                  

acordándome de todo aquello que un día fui.


 

Despedirme fue duro, en ese terminal,

chillé todo lo que en un año se puede chillar

pero me fui pa'la frontera

y espérense que ahora es que comienza mi odisea.


 

Me robaron, una maleta me llevaron

me quedé con la plata porque la tenía en la mano

seguí pa'lante, pa'trás no vuelvo

si Dios me puso esto es porque yo puedo con eso.


 

Y así seguí, haciendo escala noche y día;

crucé cuatro países en cinco días,

corriendo al trote, comiendo poquito,

hablando poco y llorando bajito.


 

Pero llegué como lo deben saber todos

pues esto se regó de cualquier modo.

No sé si por ahora, no sé si para siempre,

no sé si esto es poquito pa'mi fue suficiente.


 

Me fui, me fui,

con mi cabeza llena de dudas, pero me fui

y aquí estoy, creyendo en mi,

acordándome de todo aquello que un día fui.


 

No me detengo, sigo en la lucha

pues yo sigo haciendo música y ustedes me escuchan

ser inmigrante no es jodedera

y el que diga lo contrario que lo diga desde afuera.


 

Yo le doy a los que me tendieron la mano

a los venezolanos, también a los peruanos,

colombianos y americanos

todos somos producto latinoamericano.


 

Me fui, me fui,

con mi cabeza llena de dudas, pero me fui

y aquí estoy, creyendo en mi,

acordándome de todo aquello que un día fui.



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com

3 Comentarios

  1. Directo a nuestros corazones. Dios bendiga a todos los que están viviendo este capítulo del gran drama venezolano. Dios bendiga a los jóvenes y niños emigrantes de Venezuela. Augurios por un pronto retorno a la tierra más bella, donde el sol sale para todos, a pesar de las cachuchas que pretenden taparlo. Pronto retorno para que reconstruyan los muros de protección en función de sus sueños de alto vuelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *