Llanero nace de pie

INTRO:

   


 

                                       

Pueblo criollo y guariqueño, ay guariqueño me voy pero volveré

                                       

     y como te quiero tanto,    Guardatinajas siempre te  recordaré.


 

                                       

La despedida fue triste, pueblito mio cuando de alla me marché,

                                          

     tus muchachas tan bonitas,    el primer día  me tuve  que devolver.


 

              

          A orillas del río Tinajo

                                       

con la maleta en el hombro en la barranca lloré.

                

          Tan linda  mi tierra llana,

                                       

sabanas anchas y largas, tanto potro que amansé.


 

                                      

El buen hijo cuando sale, se va pensando, se devuelve otra vez

                                            

     pero no pierde el amor,     ni la costumbre, su tierra  sabe cual es.


 

                                   

Por eso  yo cuando salgo, me gusta mucho aprender a conocer

                                         

     Para cuando me pregunten,    algunas cosas las debo  de responder.


 

                

          La gente  muy bien lo sabe

                                           

que es difícil un llanero que no haiga nacío de pié.

              

          Todo el que  nace parado,

                                          

antes de pisar el suelo lo que esté adelante lo vé.


 

INTERLUDIO:

   


 

                                          

Les voy a  mencionar algo, aquellos tiempos cuando yo  me levanté,

                                        

     Salíamos de San Fernando    para Caracas, arriando  ganao a pié.


 

                                

De Camaguán a Corozo, Corozo Pando mucho me  sacrifiqué

                                              

     Con un rodeo por delante    sin saber a dónde  nos iba  ya a oscurecé.


 

           

          Atravesando el estero,

                                   

ajila, ajila novillo, muchas veces sin comé

              

          Cuando encerraba la mancha

                                    

iba a contar el ganado por si faltaba una res.


 

                         

El Llanero está pendiente y de madrugada

                                   

sabe cuando son las tres,     rebulléndose en su hamaca

                             

     y se aclara el pecho  antes de  tomar café.


 

                            

Cuando el Sol viene apuntando canta la copla

                              

al derecho y al revés,     y en las rumazones sabe

                          

     y los arreboles si esa tarde va a llové.


 

               

          Por eso hermano querido,

                                            

un llanero de aquel tiempo habrá que mandarlo a hacer,

                  

          Que cuando está en la sabana,

                                         

no sabe lo que es el hambre, flojera, sueño ni sed.


 

POSTLUDIO:

   


 

VIDEO DE LA CANCIÓN EN VERSIÓN DE DIONISIO GARRIDO


 



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com

Quizá también te interese:

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *