La flor del trabajo

   

                                      

Llegando a su fin diciembre tome una resolución:

                                      

lo que es el año que viene sí le pondré corazón.


 

                           

Pensé arrancar el primero pero resolví esperar

                              

por gusto particu  lar que pasara el seis de enero,

                                

sin darme cuenta a qué hora, y no se interprete mal,

                            

dejé mi fuerza creadora y me agarró el carnaval campeón.


 

   

                                          

Terminé un poco maltrecho pero como el cuerpo aguanta

                                  

resolví darle derecho después de Semana Santa.


 

                        

No fue tan facíl la cosa a ratos uno se cansa

                           

y pensandolo dos veces decidí esperar tres meses.

                             

Tras el pequeño descanso, por cierto muy merecido,

                        

a julio llegué tranquilo, estoy rejuvenecido.


 

   

                                      

Agosto era un buen comienzo para mis aspiraciones

                                       

pero me olvidé un detalle: es un mes de vacaciones.


 

                          

En octubre sí empecé a pensar de nuevo en serio,

                          

hice el plan y me aliste pero me llamó Emeterio:

                         

Venite, no te olvideis, la Chinita es noviembre

                          

este mes no traba  jeis, te queda todo diciembre ¡Compay!


 

   

                           

Con un centenar de ideas quise iniciar la faena,

                          

valla, no vale la pena es el mes de nochebuena.


 

   ...


 

!Este tipo si era la flor del trabajo

se le fue todo el año y no hizo nada!



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com

Quizá también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *