Esperanza en el rancho

INTRO:

   


 

                         

Hace un mes que no  te veo, casi dos que no  te tengo

                          

catorce días que no se  de tí,    corazón mío,   

                                    

ya comienzo a preocuparme, sin saber si eso te importa

                                             

con tantos peligros que hay por ahi, no me confío.   


 

                         

Desde aquella tardecita, cuando te fuiste del ranch o

                        

no vivo sino  pensando en ti,    siento un vacío,

                                    

pienso que no me  merezco, lo que me está sucediend  o

                                          

desde el día de tu partida, estoy pasando frío.


 

                          

Y me supongo que tú ni cuenta te has dado

                                 

de la importancia que tiene nuestro amorío,

                                 

por eso andas, yo pienso, que muy tranquila

                          

desentendida, sin mucho hastío.


 

                      

A mi diosito le ruego que  te proteja,

                             

y que las aves me traigan en su cantío

                        

tu dulce voz diciéndome tiernamente

                          

que pronto vuelves, al caserío.


 

INTERLUDIO:

   


 

                       

Aún me acuerdo clarit   o nuestro primer encuentr o

                       

que tu salías del colegio y yo,    te perseguía,   

                                

de pronto te diste cuenta, trataste como escaparte  de mi

                               

pero de un amor casual jamás podrías.  


 

                

Yo te dije señor ita, mucho gusto en conoc erla

                     

permitame el gran honor de ser    su compañía    

                            

caminamos largo   rato, hablamos de muchas c osas

                                            

mientras que mi gran amor por tí crecía y crecía.


 

                               

Llegó el invierno y con él la  flora y la fauna

                          

engalanaron el portal de mi alegría

                            

luego tus besos dulcitos de la colmena

                     

cristalizaron mi fantasía.


 

                   

Una semana te doy para que regreses,

                             

si no lo haces pongo fin a esta porfía,

                              

nuevos amores me están tumbando la puerta

                          

con la promesa de un nuevo día.


 

POSTLUDIO:

   


 

VIDEO DE LA CANCIÓN EN VIVO


 



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com

Quizá también te interese:

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *