El rey del mundo

INTRO:

   


 

                            

Si alguna vez me sentí el rey del mundo  

                           

fue por tener el dulzor de tu boquita   

                                    

el resplandor de tu cuerpo, lo tierno de tus caricias,

                                  

el frescor de tu mirada y el primor de tu sonrisa.


 

   


 

                             

En más que amor se convirtió  mi deseo

                            

siempre anhelé  ser guardián de tus delicias  

                                 

y me colmaste de gozo, de mimos, también de dicha

                                   

sorprendiéndome en el lecho con un amor sin malicia.


 

                                  

          Y apareció la mañana, entró el Sol por la ventana

                                        

y allí estábamos los dos           como retando al destino

                          

aferrados al camino, fugitivos del dolor.   


 

                                        

Todo pasó  en un instante, anda mujer ni cuenta pudimos darnos

                                 

luego te fuiste alejando partiéndome el corazón.   


 

                                            

Desde entonces yo te espero, anda mi vida con denuedo y vehemencia

                                  

aqui estará  la presencia de tu amante querendón.


 

INTERLUDIO:

   


 

                            

Si alguna vez me atropellaron los celos  

                            

fue cuando supe que tenías otro cariño   

                                

sentí celos de la brisa, sentí celos del camino

                              

y celos también sentí  del que iba a ser tu  marido.


 

   


 

                                   

Al llano inmenso me fui a contarle mi angustia  

                           

mi gran aliado, mi confidente y amigo,  

                                  

quería arrancarme del cuerpo aquel guayabo maligno

                             

 pero mi remordimiento ya me tenia carcomido.


 

                                   

          Y fue mi primer revés, sentí por primera vez

                                       

la más noble frustración,          aquel dardo envenenado

                                  

sin pensar me habia llegado derechito al corazón.   


 

                                           

Todo pasó  en un instante, anda mujer y a mi me pareció un siglo

                                  

tu avalancha de martirio rompió la bella ilusión.   


 

                                           

El rey de las tentaciones, anda mi vida perdió su mejor encuentro

                                

y quedó en el firmamento sin corona y sin amor.


 

   


 

VIDEO DE LA CANCIÓN EN VIVO



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com

Quizá también te interese:

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *