Cuando este llanero muera

INTRO:

   


 

                                      

Me está matando la angustia    todo los días casi no  duermo ni como,

                                   

pensando que cuando muera     este llanero cuantos irán al velorio,

                                   

esos que  dicen quererme    pero por dentro están repletos de odio.


 

                                               

Unos que  en verdad me aprecian    y estoy seguro que otros por tomar guayoyo,

                                    

muchos irán a arrasarme, otros van con falsos lloros,

                              

pendiente de lo que queda metiéndole el ojo a todo.

                           

ojalá  pueda llevarme cuatro delirios que adoro.  


 

                                   

Porque no soportaría mal trato de ningún modo,

                                    

que sería de mi caballo un bonito rucio moro,

                                            

venga otro a ponerle mañas a mi viejo sota de oro.  


 

                                      

O mi pobre caballito caiga en un triste abandono,

                                     

con los aperos mal puesto sin bozal ni tapa ojo,

                                          

y que la silla le pegue a mi caballo en el lomo.


 

INTERLUDIO:

   


 

                                  

Mi sombrero señorial      en un rincón solo va a quedar de adorno,

                                        

en el diapasón de un arpa    dándole el pésame a la clavija y los tonos,

                                 

mi canto desorientado     de lado a lado al llano cruzando solo,

                                        

al caney llega el silencio    la errante brisa hace mecer mi chinchorro.


 

                                  

          Ojalá  que mi señora, no vaya a tener un trastorno

                             

y permita que mi sombrero se lo ponga otro demonio,

                           

que no tenga fundamento ni siquiera con él solo.  


 

                                           

Cuando recuerdo estas cosas y si estoy borracho lloro,

                                  

y le juro camarita que se me erizan los poros,

                                                 

al saber que en mi rebaño va a venir a pitar otro toro.  


 

                                       

Como siempre le recuerdo a la mujer yo le imploro,

                                       

que no venga un vagabundo queriendo ponerle apodos,

                                           

a mis dos hijos queridos los seres que más adoro.


 

   


 

VIDEO DE LA CANCIÓN EN VIVO


 



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *