Tu mano fue en aquel tiempo, continuación de la mía, sé que llorabas mi llanto, y gozabas mi alegría. Tenías la risa franca, y tu mirada era altiva, tu pasado era el misterio, que nunca revelarías. Hace un año que el destino, quiso una mañana f…