Acorde Principal Acorde Principal

Gracias Padre Celestial, por encontrar a una buena mujer, a quien le di mi querer aquel Diciembre de forma incondicional; ella también me lo dió por eso yo le agradezco sin cesar y a ti Padre Bendito y a Jesucristo, que bendicen nuestro hogar. Mi florecita de Otoño, mi aurora primaveral, cogoyito del retoño de la rosa del rosal, mi musa, mi melodía, mi trino de turupial, me mataría la tristeza si me llegas a faltar. Es que yo te quiero tanto que te quisiera llevar, como la luz en mis ojos y el botón en el ojal, prenda querida de mi alma, nunca te voy a dejar, cosa mejor en mi vida no me ha podido pasar.

Acorde Principal Acorde Principal

Niño: ¿papi quien hizo el lago, el Sol, el Catatumbo? Papa: Dios hijo, el Creador. Niño: ¿Y como Dios hizo al Zulia tan bonito? Papa: Te lo diré pero en una gaita…Desde el espacio infinito los ángeles derramaban polvo de oro que brillaba sobre mi suelo bendito, llorando los angelitos sus lágrimas se juntaron y asombrados se quedaron al ver mi lago bonito. Y entonces llegó el Creador con los más bellos colores, pintó casitas y flores y gente llena de amor, -callejuelas con gran brillo y tiendas en cada esquina-y a esta obra tan genuina la bautizó El Saladillo.

Acorde Principal Acorde Principal

I know your eyes in the morning sun I feel you touch me in the pouring rain and the moment that you wander far from me I wanna feel you in my arms again. And you come to me on a summer breeze, keep me warm in your love then you softly leave and it’s me you need to show. How deep is your love. How deep is your love, how deep is your love I really mean to learn ‘Cause we’re living in a world of fools breaking us down when they all should let us be, we belong to you and me.

Acorde Principal Acorde Principal

Hoy vine a decirte adiós, garza blanca del estero créeme que me da dolor marcharme de mi sendero pero ahí hay razones de peso que ni mencionarlas quiero. Despídeme por favor del gallito lagunero, de la barranca del caño y la línea del potrero; del carrao madrugador y el perico mastrantero. Avísale que me fui al cristofue del uvero también a la paraulata que se para en el tranquero a peinarse su plumaje con el viento sabanero. Sí vuela sobre aquel monte, dile al camino invernero que yo me fui de imprevisto con un dolor muy certero sumamente despechao por un amor traicionero.