Canción mansa para un pueblo bravo

   

   

El lagrimiar de las cumaraguas está cubriendo toda mi tierra.

                                         

Piden la vida y le dan un siglo pero con tal que no pase nada

                        

en mi tierra mansa, mi mansa tierra.


 

   

Yo sé que un día tuviste sueños, moviste un río cuando pequeño

                                    

pero tu alma se te alegraba con la llegada del vendaval.


 

                                             

Huellas cansadas tienen tus pasos pero aunque el río sea muy manso

                        

poquito a poco se enfrenta al mar.


 

                                     

Vuelve a tu canto de turpial llena de gritos el cardonal

                                              

que hay semerucos allá en el cerro y un canto hermoso para cantar,

                                              

que hay semerucos allá en el cerro y ya la gente empezó a sembrar.


 

   

A veces pienso que todo el pueblo es un muchacho que va corriendo

                                                      

tras la esperanza que se le va. La sangre joven y al sueño viejo

                                            

pero dejando de ser pendejo esa esperanza será verdad.


 

                                     

Vuelve a tu canto de turpial llena de gritos el cardonal

                                              

que hay semerucos allá en el cerro y un canto hermoso para cantar,

                                              

que hay semerucos allá en el cerro y ya la gente empezó a sembrar.


 

                                            

Vuelve a tu canto de turpial que el pueblo manso ya es montaraz.

                                      

Vuelve a tu canto de turpial, llena de gritos el cardonal.

                   

Vuelve a tu canto de turpial.


 

      

Los apamates ya se vistieron como en cuaresma los nazarenos.

                                          

Dulce mejilla la de mi pueblo que a la segunda le está doliendo

                       

a mi pueblo manso, mi manso pueblo.


 

                                     

Vuelve a tu canto de turpial llena de gritos el cardonal

                                              

que hay semerucos allá en el cerro y un canto hermoso para cantar,

                                              

que hay semerucos allá en el cerro y ya la gente empezó a sembrar.


 

   


 

                                                

Sol colorado, viento del este. Se abren los brazos del gran durmiente.

                                              

Que al chivo manso siempre lo arrean y eso no pasa si es montaraz.

                                              

Que al chivo manso siempre lo arrean y eso no pasa si es montaraz.


 

                                            

Vuelve a tu canto de turpial que el pueblo manso ya es montaraz.

                                            

Vuelve a tu canto de turpial que el pueblo manso ya es montaraz.

                   

Vuelve a tu canto de turpial

Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com

Quizá también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *